Dragó patinó sobre el acoso escolar en el frío estreno de Buruaga en TVE







Hace dos años Fernando Sánchez Dragó prometió que no volvería a ningún programa de televisión tras abandonar en directo  El Gran debate, plató donde iba a presentar libro y donde no llegó a entrar tras la emisión de un vídeo de presentación que le molestó: "No voy a volver a televisión, a ninguno de esos programas como La Sexta Noche o El gran debate. Solo iré a El gato al agua, porque tiene un horario decente, porque está en el centro de Madrid y no te tienes que ir a las quimbambas y, tercero, porque no pagan y no sientes que estás diciendo cosas que no piensas a cambio de dinero".

El escritor incumplió su promesa y anoche apareció como nuevo contertulio de Así de claro, el nuevo debate de Buruaga en prime-time de La 1. Y Dragó, como no, se refirió a su incumplimiento con ironía: "Aprovecho para pedir perdón. En estos momentos estoy incumpliendo una promesa, y a diferencia de los políticos, que cuando incumplen una promesa, no piden perdón, yo pido perdón. Hace años prometí en público y en privado que no volvería a un programa de estas características". Y añadió: "Soy indiferente absolutamente a la política e independiente de cualquier partido político. Ahora vuelvo por amistad hacia Ernesto, que me lo pidió, y por deferencia a esta casa, en la que he trabajado 30 años".

Sea o no Dragó indiferente a la política, hay que decir que su presencia hizo estallar a las redes sociales tras unas polémicas palabras sobre uno de los temas a tratar; el acoso escolar: "Mi nieto sufrió un caso de acoso escolar. Fue a una psicóloga que le dijo que plantara cara: si es insultado, que insulte; si es zarandeado, que zarandee, que se encare, que se encare. Y si eso no basta, vete tú a hablar con él y con ojos llameantes y dile: Como sigas acosando a mi hijo, te mato. Mi hija lo hizo y funcionó".

Sus palabras alarmaron al resto de contertulios, en especial al actual conductor de La Mañana de COPE, Ángel Expósito, que le replicó así: "Creo sinceramente que no es una forma, con todo mi respeto para tu hija. Entonces esto qué es, ¿el Far West? No se puede. Si tenemos un conflicto de estos, ¿nos presentamos con el revólver?".

Ni con polémica llegó con buen pie Así de claro, que supone el regreso de Buruaga a la pública tras diecisiete años. El burgalés se estrenó con un frío 6,5% de share, siendo arrollado por los estrenos de las privadas; Anclados, que marcó un 27,1% en Telecinco y varios canales de Mediaset, y Pekín Express, que aterrizó con un aceptable 16,2%. Estos resultados comprometen el futuro de la tertulia política, ya que TVE firmó una cláusula por la cual podría retirar este programa si no llega al 12% de share de media en las cuatro emisiones, cifra de la que por ahora está muy lejos.



Comentarios