Vida y milagros de Mamen Gurruchaga; la biógrafa de Rodrigo Rato







Mamen Gurruchaga es una periodista de las que merecen respeto. Porque esta señora sufrió las amenazas y terror del entorno de la banda terrorista ETA entre los ochenta y noventa, cuando fue corresponsal en el País Vasco de periódicos como Diario 16 o El Mundo. Tras aguantar estas intolerables amenazas, Carmen dejó Euskadi por Madrid en 1997, donde fue acogida por compañeras como Isabel San Sebastián, con la que escribió El árbol y las nueces, quizás uno de los libros clave a la hora de entender la estructura del nacionalismo vasco terrorista.

Pero su relación con Isabel se cortó en 2002 por su ambición. Y es que su compañera y amiga, que la había enchufado en Antena 3, fue despedida como presentadora de El primer café por negarse a despedir a su jefe, Pedro J. Ramírez, de la tertulia. La razón estaba clara; la guerra pública entre el riojano y Alierta, el Presidente de Telefónica, que por aquel entonces controlaba la cadena. Fue entonces cuando Mamen no solo no se solidarizó con su amiga, sino que aceptó el trago de sustituirla, pero tan solo unos meses, porque la audiencia se desplomó. Fue entonces cuando comenzó su deriva personal; de ser una periodista respetada a ser una de las periodistas que viven a cobijo de la sombra de Génova.

Porque Gurruchaga intentó seguir estirando el chicle de los libros sobre ETA, pero las ventas menguaron sin su compañera en la pluma. Desde entonces vivió de sus columnas en La Razón y de sus tertulias en la RNE de Aznar, en la Telemadrid de Esperanza Aguirre y en el Canal Nou de Camps. Sobre esta última colaboración, el Diario Levante denunció que en 2007 Mamen abordó a Rajoy así en un mitín del entonces líder de la oposición: "Mariano, me tienes que hacer un favor. La temporada pasada iba a un programa de Canal 9 (Parlem clar) y en esta no me llaman; y me hace falta. Como está aquí Camps...".

Dicho y hecho, porque la semana siguiente Gurruchaga fue contratada otra vez por Canal Nou, donde se convirtió en estrella del Nou/24, el canal informativo de la autonómica valenciana. Pero su trabajo fue poco a poco decayendo. Quizás fue lo que le motivó a escribir en 2012 la hagiografía Rodrigo Rato; el gran artífice. Por aquel entonces Rato seguía siendo un hombre respetado en la derecha. Una derecha que acababa de tomar el poder, y una derecha que lo había aupado hacia la presidencia de Caja Madrid. Esto le valió a Gurruchaga por dejar las tertulias por las que deambulaba y convertirse en 2013 en la directora general de Negocios y Relaciones Institucionales de EFE en Brasil. Un cargo en el que influyeron sus relaciones con Génova y un cargo cargado de varios ceros, por lo que ya no le hacen falta los enchufes en tertulias.




Comentarios

  1. Joder pone un circo y le crecen los enanos...
    xD

    ResponderEliminar

Publicar un comentario