Carmona se salva a última hora de ser imputado por su pasado periodístico







Un aficionado a El Gato al agua como Antonio Miguel Carmona sabe que estos felinos tienen al menos siete vidas. Qué se lo digan a él, que salvó el cuello tras la decapitación de Tomás Gómez y ahora lo ha vuelto a hacer, en esta ocasión con un escándalo del pasado. Porque tal y como cuenta El Mundo, el candidato socialista a la alcaldía de Madrid ha llegado a un pacto con la aseguradora Santa Lucía, que le iba a grabar a fuego la etiqueta de imputado en plena precampaña electoral.

El motivo viene arrastrándose desde el año pasado, cuando Carmona figuraba como director del digital Diario Progresista, propiedad de su jefe de prensa, Manuel Arias. En pleno verano del año pasado, el citado periódico se cebó publicando hasta catorce noticias sobre un supuesto acoso sexual de Santa Lucía a uno de sus trabajadores por el simple hecho de ser homosexual.

Carmona, que ya no figura como director del medio desde el pasado septiembre, habría llegado a un acuerdo extrajudicial con la aseguradora, por el cual Diario Progresista ha emitido un comunicado retractándose de las citadas informaciones: "Antonio Miguel Carmona y Manuel Arias (...) reconocen que no debieron publicar los artículos, así como que no se contrastó debidamente la información publicada (...) los autores del presente comunicado retiran y se retractan de todos y cada uno de los artículos mencionados(...), piden públicas disculpas a Santa Lucía S.A. Compañía de Seguros y Reaseguros por los comentarios señalados, y otros de similar naturaleza que puedan haber empleado (...), y se comprometen y se obligan a realizar todas las acciones que estén en su mano a fin de retirar los artículos y las noticias relacionadas". Carmona salva este match ball de momento, pero las urnas dictarán sentencia para él y su futuro.

Comentarios