Exclusiva La Mosca Mediática; Miguel Ángel Revilla estalla tras su despido en Mediaset: "Es la quinta vez que me lo hacen"







Miguel Ángel Revilla no se ha tomado demasiado bien su despido como tertuliano de Las mañanas de Cuatro. Desde que el pasado día 27 de marzo se conoció la destitución de Jesús Cintora al frente del programa, el ex presidente cántabro no ha podido volver al plató de la tertulia. Es cierto que entre Mediaset y Revilla no había un contrato firmado, ya que el cántabro figuraba como simple colaborador. Pero aun así el político se sorprendió tras conocer la decisión de primera mano, por fuente directa de la directora del programa, Eva Cabrero. El motivo que le habrían aducido desde la cadena a la directora para obligarle a prescindir de una de las estrellas del programa estaba clara; la campaña que promovió Revilla en Change.org, donde ha conseguido más de 30.000 firmas en solidaridad con Cintora. La cadena se lo tomó como un intento de aumentar la campaña asfixiante que sufrió en las redes sociales, por lo que se tomo la decisión de destituir a Revilla como tertuliano. No fue el caso de Ramón Espinar, Antón Losada o Cristina Fallarás, que también mostraron su solidaridad con el presentador, pero también es cierto que tertulianos fetiche de Cintora como Sor Lucía Caram o Elpidio Silva han visto reducida su presencia con Javier Ruiz al frente del programa.

"Es la quinta vez que me lo hacen" 

Miguel Ángel Revilla está que se sube por las paredes tras conocer su despido. Al ex presidente cántabro le llega la noticia en el peor momento posible, ya que el próximo mes intentará se presenta como séptima vez a presidir Cantabria, por lo que este dardo mediático no le conviene a su carrera.
Los que han coincidido con Revilla dicen que el ex presidente está que se sube por las paredes: "Es la quinta vez que me lo hacen, no me lo esperaba", dicen que ha dicho a todo el que le quería oír. Lo de "la quinta vez" lo dice por las cancelaciones anteriores de El gran debate, Abre los ojos y Te vas a enterar, donde era invitado asiduamente, y por Este país merece la pena, programa que para Revilla fue "maltratado" por Mediaset. "Y eso que no cobré un duro por hacerlo", ha llegado a decir.

La nueva vida de Revilla y Cintora 

"¡Todo está atado y bien atado!", escribió en Twitter tras conocer el relevo de su amigo Cintora, con el que pasó unos días en Semana Santa en Cantabria. Desde que se conoció la destitución del presentador, el pasado día 27, Revilla ha colgado a Twitter diez fotografías donde comparte instantánea con Cintora; seis de ellas en Cantabria y tres en Barcelona, donde ayer firmó libros con el presentador.

Más de un mes sin Revilla 

La última aparición de Revilla en Las mañanas de Cuatro fue justo una semana antes de conocerse el despido de Cintora; el 20 de marzo. Desde entonces no ha vuelto al programa, y solo ha aparecido en Telecinco en una ocasión; el día 21 en Un tiempo nuevo. El problema para Revilla es que este veto de Mediaset se suma al supuesto veto al que le tiene sometido Atresmedia, según denuncia él mismo desde hace meses. Todo comenzó por una malentendido por una aparición en La Sexta Noche, y desde entonces lleva más de un año sin aparecer por el grupo, aunque en plena precampaña electoral podría regresar de manera esporádica como invitado al show de su amigo Andreu Buenafuente.

El elegido se lo piensa; Javier Ruiz 

Javier Ruiz se enteró que era el elegido por Mediaset tan solo dos días antes de conocerse la destitución de su amigo. El grupo televisivo le ofreció relevarlo y éste pidió tiempo para hacer dos llamadas; una a Cintora, que le dio su consentimiento, y otra a la Cadena SER, emisora donde desde hace dos meses ejerce de corresponsal económico. La emisora de Prisa le permitió compatibilizar ambos puestos, y Ruiz aceptó la oferta de una cadena donde presentó los informativos y de un grupo que contó con él para presentar La otra red y copresentar Un tiempo nuevo.

Los números cantan; Al rojo vivo recupera el trono 

Entre el 30 de marzo, fecha en la que Ruiz cogió las riendas, y anteayer, día 22 de abril, se han emitido diecisiete ediciones de Las mañanas de Cuatro y Al rojo vivo y los números cantan: tres victorias para Ruiz, dos empates en share y doce victorias para la tertulia de la Sexta, que ha recobrado el trono del mediodía. La media de Las mañanas de Cuatro en esta nueva etapa es del 11,1% de share, siete décimas por debajo de la de Al rojo vivo.

Nervios en Producciones Mandarina

La factoría de Pedro Revaldería y Santiago Botello no pasan por sus mejores momentos. Y es que a los recientes fracasos de Un tiempo nuevo y Aquí Paz y después Gloria, se le añade los problemas de Las mañanas de Cuatro. Mediaset está intentando evitar la sangría, promocionando al programa en todos los medios que dispone, y desde el programa están propiciando grandes entrevistas para compensar la marcha de Cintora. Por el programa han pasado Albert Rivera, Susana Díaz o hasta Esperanza Aguirre, siempre eficaz para las audiencias. La presencia de la lideresa era muy esperada en el programa este pasado martes, pero ni por esas, porque Las mañanas de Cuatro consiguió un 11,2% de share, por el 13,1% de Ferreras, que además aventajó a Ruiz en más de 100.000 espectadores.

El futuro de Cintora 

El futuro inmediato de Cintora es grabar un especial de En la caja dedicado a los fondos buitre. El soriano abrirá la segunda temporada de este programa de reportajes, que está estudiando ofrecerle un segundo para las próximas semanas. Mediaset por su parte no tiene ningún encargo para el soriano en las próximas fechas, aunque ya se habla que Cintora podría encargarse de un nuevo programa para el prime-time de Cuatro, similar al The Wall que presentó a finales de 2013.



Comentarios