Allí abajo; ¿Lo quieres en una palabra o en dos?







En uno de los chascarrillos más divertidos de Chicote en Pesadilla en la cocina, el chef se encaró con uno de los albañiles al frente de un fogón y tras probar un filete ruso en mal estado le soltó: "¿Lo quieres en una palabra o en dos? En una mierda, y en dos, puta mierda". Eso es lo que pensamos algunos al ver Allí abajo; serie previsible, cosida de gags mal hilados, asfixiante por el exceso de set de rodaje y falta de escenarios naturales, lenta y en definitiva mala, muy mala.

Las páginas webs televisivas que dominan este cotarro insistieron tras visionarla en el FesTVal de Murcia que era la serie revelación del año. Pero, ¿cuánto cobraron o qué serie les hicieron visionar? Estamos seguros que no Allí abajo, cutre copia de Ocho apellidos vascos que nadó anoche entre una trama ridícula sucedida en un presunto hospital y una taberna vasca que sobraba a todas luces.

Uno de los problemas de la serie es la falta de feeling entre la pareja protagonista, la poca cooperación de los personajes secundarios-con el grotesco papel de Mariano Peña o el torpe remedo de "La Cuadrilla" de Vaya Semanita-, la inconveniencia de las historias de amor paralelas de los dos protagonistas, soporíferas y poco convincentes, la utilización hasta hartar de los topicazos, etc.

Lo único bueno para Allí abajo es que como había cierta expectación y la competencia era más floja de lo que aparentaba-Resines cayó en el segundo capítulo y a MasterChef tradicionalmente le cuesta arrancar-, literalmente arrasó; 6,3 millones de espectadores y 32,4% de share-el estreno más visto desde Aída hace una década-. Pero ahora bien, desde aquí nos jugamos un lechón a que la serie no mantendrá ni de lejos estos resultados, ya que las inconsistentes tramas y la nueva competencia que le pondrá Vasile-¿El Príncipe o La que se avecina?-, derribarán a la comedia, que ni mucho menos será el evento del año. El tiempo pone a cada cual en su lugar, y si este refrán es cierto, Allí abajo tendrá dificultades hasta para renovar por una segunda temporada. Al menos Allí abajo ha conseguido cargarse a Resines, que anoche no llegó a los dos dígitos. Menos da una piedra.


Comentarios