La medianoche se vuelve loca; Hable con ellas se retrasa, Alaska teme la cancelación y Alatriste prolonga su agonía







Lejos quedan los años en los que Pepe Navarro o Xavier Sardà amasaban a millones de espectadores ante sus late-shows masificados, que eran a la vez grandes negocios para sus cadenas. Pero de éso ahora nada o poco queda, ya que el late-night se ha convertido en una franja marginal, en un cajón de sastre lleno de repeticiones y productos enlatados menores.

Solo confía en la franja Atresmedia, gracias en parte a que Buenafuente y Pedrerol se trajeron del año sabático y de Intereconomía a patrocinadores bajo el brazo. En Mediaset han decidido alargar los productos del prime-time, confiando en el último año en una sola apuesta para esa franja; Hable con ellas, que según el departamento de comunicación  de la cadena volvía el miércoles 8 de abril. Pero esta fecha se da ya prácticamente por descartada en la cadena. La tercera etapa del programa de entrevistas deberá esperar alguna semana más, y es que por el momento se desconoce el nombre de su nuevo director, tras el regreso de David Valldeperas a Sálvame, y también se desconocen el nombre de las nuevas presentadoras, porque ahora Marta Torné está centrada en sacar adelante el piloto de Cámbiame y Sandra Barneda intenta sacar el agua del barco de Un tiempo nuevo.

La cadena no ha comunicado qué producto ocupará el prime-time de los miércoles, pudiendo ocupar el lugar una edición de última hora de Supervivientes o los nuevos capítulos de El Príncipe o La que se avecina. El producto que no ocupará el lugar es Alatriste, la fallida serie de los diez millones de euros que ha marcado en sus once primeros episodios un patético 7,4% de share, siendo reubicada desde esta semana en la medianoche del martes-se emitirá inmediatamente después del segundo capítulo de Aquí Paz y después Gloria-.

En TVE la gran apuesta en este horario ha sido Alaska y Segura, que tras rondar un triste 5% en sus primeras semanas ha sido relegada desde hoy a la una de la madrugada. José Ramón Díez afirmaba en una entrevista que la cadena estaba contenta con el producto, y que si renovaban lo harían en La 1, nunca en La 2. Pero los pobres datos y esta improvisada decisión hacen pronosticar que el late-show cultural tenga la renovación complicada.




Comentarios