La crisis profesional de Mariñas, los amigos de Bárcenas en TVE, la caída de Zeta y los "palos" de Flo a Mediaset







Bárbara Rey sigue disfrutando de su jubilación dorada mientras guarda el secreto, un secreto que demuestra la falta de libertad de nuestros medios de comunicación. Si España sería un país serio, con división de poderes y libertad real de prensa, la vedette ya habría desmenuzado sus anécdotas sobre sus encuentros sexuales con Juan Carlos I. Pero a lo que vamos, que Bárbara entró por teléfono el pasado domingo en ese espacio navideño llamado ¡Qué tiempo tan feliz! para atacar a Jesús Mariñas, que echó balones fuera.

Mariñas ahora está arrinconado televisivamente, mientras sigue despellejando en La Razón y Tiempo, en el último servicio que le hace la Campos a las marujas jubiladas. El afilado periodista gallego, que se ha hecho perdonar por la matriarca del clan, dejó la temporada pasada Sálvame, donde su paso fue calificado de intrascendente. El programa, que tanto tiempo estuvo detrás de él, vio como un Mariñas prejubilado estaba fuera de onda y se le había pasado el arroz profesionalmente hablando. Por eso salió por la puerta de atrás, al igual que salió, sin llegar siquiera a debutar, en las Crónicas marcianas de Sardá, ya que la entonces estrella Mariñas se negó siquiera a salir la primera noche tras comprobar in situ las directrices guionizadas del director del programa.

Lo que Bárcenas unió que no lo separe TVE

Lo primero que hizo José Antonio Sánchez, "el enterrador de Telemadrid", a su llegada a TVE, fue llamar a Buruaga para ofrecerle un hueco. Y es que el directivo y el periodista están unidos desde hace años por Génova, tal y como desvelaban la contabilidad en B de Luis Bárcenas, que destapaba que Sánchez por un lado había cobrado sobres en su etapa como cronista parlamentario de ABC, y por el otro que Buruaga había viajado por la cara en la aerolínea gurteliana.

La caída de Zeta 

La torpe tutela de Asensio junior, más preparado pero menos pícaro y vivaz que se progenitor, ha abocado al desguace del Grupo Zeta, que esperaba como agua de mayo la llegada a título personal de José Manuel Lara al accionariado de El Periódico. De la operación no sabemos nada, excepto que todavía no se ha concretado, y difícilmente se concretará ahora tras la muerte del presidente de Planeta.
Tampoco ayudó mucho el veto de la banca a la entrada al accionariado de Zeta del Grupo Moll, inmensamente rico gracias a la prensa regional, ya que las entidades financieras no aceptaron una quita de deuda. Asensio, que sufre un agujero de más de cien millones de euros, y Moll, tenían la desgracia de no tener como cómplice a Soraya Sáenz de Santamaría, que sí logró intermediar a la hora de la salvación bancaria del Grupo Prisa.

Los "palos" de Flo a Mediaset

No sabemos si Florentino Fernández está cómodo en Mediaset, grupo al que volvió en septiembre, pero sus palabras en Bluper dejan serias dudas al respecto. Y es que el cómico, que estrena mañana Sopa de gansos junto a Dani Martínez, ha metido dos palos a sus dos primeros proyectos en el grupo.
Sobre Killer Karaoke ha manifestado:

"Es un programa que visto uno visto todos. Pero cuando tienes una producción tan potente detrás y tienes unos estándares a cumplir de horarios, que son 90 minutos, tienes que hacerlo. Es un programa que duraba mucho más de lo que tenía que durar. El público es el que decide. Técnicamente era perfecto. Pero el contenido es muy visto por el público. Hay que darle un toque demasiado nuevo continuamente. La audiencia fue bastante aceptable para lo que es el programa. En los demás países, dura 20 o 30 minutos. Si lo hacen así será por algo".

Sobre Sopa de gansos tampoco se ha quedado callado: "Lo único tedioso es que era grabación. Si lo conformamos como una gala semanal en directo hubiera sido lo más de lo más. Prefabricar la comedia es bastante complicado".

Discovery Max y Paramount Channel dejan de ser temáticos 

Si desde hace unos meses los espectadores de Discovery Max han comprobado la llegada de contenidos ajenos al género documental al canal, como pueden ser series o eventos deportivos, los seguidores de Paramount Channel van por el mismo camino. Y es que la temática cinematográfica ha anunciado la incorporación de la sitcom El Principe de Bel-Air, que se emite desde ayer en doble capítulo desde las dos del mediodía, a Paramount Channel, canal que exprime al máximo las reposiciones de un catálogo bastante escaso y anticuado.




Comentarios