El periodismo independiente lo deberemos pagar nosotros







Es indudable que el futuro del periodismo libre, nunca entendido como una sustitución interesada de las relaciones públicas, pasa porque los ciudadanos paguen por informarse. Este hecho ya sucede en Francia con el modelo Mediapart, que se ha convertido en uno de los medios más influyentes del país galo y en uno de los más rentables, ya que gracias a sus 112.000 socios, que aportan con sus cuotas casi nueve millones de euros, esta web no depende ni de créditos bancarios ni de publicidad.

Nuestros ejemplos en España, dejando a un lado los modelos cañís de los clubes de amigos de Intereconomía o Libertad Digital, son El Diario, que alcanzó el punto de equilibro financiero tras solo un año en la red y que ya da beneficios, gracias en parte a los 10.500 socios que aportan casi 600.000 euros anuales, e Infolibre, cuyos 5.500 socios aportan casi 300.000 euros, amén de El Español de Pedro J. Ramírez, periodista al que no le gusta la figura del socio y sí la del accionista. Y es que el riojano ha logrado que más de 5.500 personas sean suscriptores y accionistas de pleno derecho, aportando entre todos 3,6 millones de euros, que se suman a los 7,4 millones invertidos por el propio Ramírez y por el resto de fundadores.


Comentarios