Cuéntame dobló las rodillas, TVE se empacha de gastronomía y Kiko Hernández recibe amenazas desde Canarias







El ciclón Gran Hermano VIP se está llevando en parte por delante a Cuéntame cómo pasó, que este jueves pasado marcó su mínimo en trece años y medio de emisión: 2,7 millones de espectadores y un 14% de share. Es cierto que la fórmula de la serie está ciertamente quemada, aunque al menos ahora nos ahorramos que Imanol Arias pronostique su muerte cada dos años. Pero también es cierto que el reality de Mediaset arrasó en su semifinal con un sobresaliente 31,6% de share, dato que probablemente subirá con la gran final del próximo jueves. Con estos datos, Cuéntame seguramente acabe con quinta temporada seguida bajando resultados, pasando del 23,8% de media de la duodécima temporada al alrededor del 16% que promedia en la decimoséptima.

El empacho gastronómico de TVE

Vertele ha anunciado que estrenará en las próximas semanas Al punto, el nuevo espacio de recetas para el mediodía de La 1 que presentará Elena Sánchez, "la defensora del espectador". Dejando al margen las dudas que suscita la elección de esta presentadora para un espacio de tales características, hay que resaltar que con éste serán siete los programas culinarios de La 1, que ya contaba con Cocina con Sergio, MasterChef junior, la sección de Julius en La mañana de Mariló, Un país para comérselo, Cocina2 y MasterChef, estos dos últimos preparando regreso para las próximas semanas. En el resto de canales también ha cierta sobreexplotación de este género; Robin Food, Karlos Arguiñano en tu cocina, Top Chef, Pesadilla en la cocina, Cocineros sin estrella, Tapas y barras o El precio de los alimentos, que prepara Chicote para la Sexta.

Amenazas en directo a Kiko Hernández en un canal local canario 

Pepe López, del que ya os hemos hablado aquí, ha protagonizado un nuevo ataque dialéctico violento, en este caso con Kiko Hernández como protagonista. El motivo era un posible comentario del colaborador de Sálvame sobre los niños con síndrome de Down: "Abre el armario y sal, so sastrón, que esta sociedad no ve eso mal, so basura. ¡Sal ya, maricón! Yo llego a estar en Madrid y estaría en la cárcel cumpliendo 50 años… Estoy en Madrid y escucho eso, y me voy a los estudios Telecinco. Y verían a un loco entrar por el plató en directo, a meterle mano al cogote del sastrón. Y hasta que no lo viese negro, no lo soltaba".




Comentarios