Pepe Navarro desempolva sus anécdotas televisivas en 'La leyenda del Mississippi'





"Me hicieron desaparecer de la televisión. He escrito el libro porque mis hijos no me han visto trabajar". Así de lacónico y contundente se expresó Pepe Navarro, en la presentación de su primer libro, 'La leyenda del Mississippi'. El comunicador cordobés se rodeó de ex compañeros y amigos; Santiago Segura, Florentino Fernández, Carlos Iglesias, Isabel Gemio o David Gistau.

El presentador de 63 años ha escrito por encargo. La pega es que Planeta se echó para atrás en su apuesta y ha sido Ramón Akal el que se ha encargado de editar otro libro incómodo. En el libro hay material altamente secreto", dice el creador del Mississippi.

Pepe y la tele


Saltó de la radio a la televisión en el 83, poniéndose al frente de 'La Tarde', programa con el que consiguió el TP a "personaje más popular de la televisión". Tras su buen hacer, el ente público lo puso al frente de la primera edición del 'Telediario', como cara nueva de una nueva España. La sorpresa le llegó al cordobés cuando TVE no le ofreció la renovación y entonces inició "su verdadera carrera" como creador de programas de autor; Estados Unidos le esperaba.

Pepe in USA

Pepe Navarro fichó en el año 85 por Univisión. Desde Miami presentó el programa 'La Noche' y después se instalaría en Los Angeles y Nueva York, donde conoce a sus ídolos del rock y además descubre la televisión americana desde dentro.

Vuelta a España


Ramón Colom deja TVE para incorporarse a la productora Tesauro y desde ahí recupera a Navarro para un ambicioso show en Canal Sur. 'Por fín, viernes', se llama el espacio estrella del canal andaluz. Con un presupuesto de veinte millones de pesetas semanales, el programa se convierte en un éxito.

El rey de las mañanas


Poco después de su experiencia en la autonómica, TVE se acuerda de él para sustituir a Jesús Hermida en las mañanas. En 'El día por delante' Navarro exhibe lo aprendido en Estados Unidos.  En este show "descubre" a Javier Bardem, que se estrena como colaborador del programa disfrazado de Superman. Pese a estar solo cinco meses al frente del programa, Navarro se lleva su segundo TP de oro. Joaquín Arozamena hundiría el show y al año siguiente, Colom colocaría a su amiga íntima María Teresa Campos al frente de la franja matinal. A Pepe le encargaron entonces una fallida adaptación del Trivial americano, pero el concurso no destaca en la tarde de los domingos.


Asensio se cruza en su vida

Antonio Asensio decide comprar Antena 3 en el año 92 y decide tirar la casa por la ventana con una sucesión de fichajes modelo dream-team: Emilio Aragón, Alfonso Arús, Jesús Quintero, Mercedes Milá, Olga Viza, Pedro Ruiz, Jesús Hermida, Nieves Herrero....y Pepe Navarro.

Pepe es el encargado de remontar los pobres resultados de audiencia matinales con 'Vivir, vivir... Que bonito', que al año siguiente es renombrado como 'Todo va bien'. Con este programa Antena 3 se convertiría en la líder de las mañanas, superando a María Teresa Campos en 'Pasa la vida'.

La confianza de Asensio en Navarro tras estos éxitos matinales aumenta, y es por ello que se atreve con el late-show que el comunicador le propone. Eso sí, una vez por semana y en la madrugada del sábado al domingo. Pepe Navarro compatibiliza su programa matinal con 'Estamos todos locos', que es cancelado por una parodia mal digerida por Jordi Pujol.

Navidad traicionera

En plena Navidad, fun fun, salta la sorpresa. Y es que contra pronóstico le comunican que han sido cancelados sus dos programas, líderes ambos en audiencia. La excusa de la cadena atribuye la falta de rentabilidad en ambos, pero Navarro explica en su libro que detrás de estas decisiones está la mano de José Miguel Contreras, actual mandamás de la Sexta y entonces número dos en Globomedia.

En primavera, Asensio le devuelve la confianza y le convierte en el nuevo presentador de 'El gran juego de la oca', el programa más visto y más caro de la cadena. Esta decisión llega tras el viaje de ida y vuelta de Emilio Aragón a Telecinco, donde se reciclaría como actor. En el show Navarro conoce a Yvonne Reyes, ya saben...

Su gran sueño

Tras casi una década intentando abrir la medianoche televisiva en nuestro país con proyectos que nunca ven la luz, Pepe Navarro consigue el OK de Telecinco, por decisión de Mikel Lejarza, nuevo director de programas de producción propia, que acaba de aterrizar desde ETB.

Telecinco le condiciona el nuevo 'Esta noche cruzamos el Misssissippi': tiene que alcanzar un 23% de share, cuando la media de la cadena no llegaba al 18%. Pepe Navarro hace una adaptación propia y morbosa del late-show americano, con el mismo escenario, mucho humor, pero más "carnaza".
Y aunque el programa arranca frío, pronto se convertiría en la sensación de la temporada y en el programa de moda para media España. Navarro "se inventa" un horario hasta entonces marginal, a base de un sabroso coctail; mucho humor (Florentino Fernández, Carlos Iglesias, Nuria González o Santiago Urrialde), La Veneno, investigación, crónica negra o intervenciones de Mario Conde.... 

Contenidos tan dispares hacen milagros en la noche española, ya que el programa se convierte en un fenómeno y revienta audímetros con más del 40% de share. Por el plató de Pepe desfilan zoófilos, ninfómanas, coprófagos, chaperos, proxenetas, suicidas... Algo antes nunca visto en televisión. Entonces Antena 3 le planta como rival a José Coronado y 'La noche prohibida', un fallido show picante, del que Navarro decía ésto; "No se puede competir conmigo con un señor guapo pero sin la experiencia que yo tengo en este medio".

La segunda temporada

Ese verano Navarro rechazó una megaoferta de Asensio y se quedó en Telecinco, aumentando el contrato del programa a 1.500 millones de pesetas anuales. El problema vendría cuando la estrella comprueba que la competencia le está robando a sus humoristas: Santiago Urrialde lo abandonaría en medio de la temporada, Ferrán Botifoll es fichado por 'Médico de familia' y sus dos ojitos derechos, Carlos Iglesias y Nuria González, con los que trabajaba desde Antena 3, son captados por Vicente Escrivá, primero para reforzar la serie 'Éste es mi barrio' y después para protagonizar la famosa 'Manos a la obra'.

Navarro molesto, no incorporó a ningún humorista más, y el peso de estos contenidos recayeron en Florentino Fernández, que se vio obligado a acudir a los tribunales por su parodia de Chiquito de la Calzada. El original se molestó y se vieron en los tribunales. Y el juez, ni corto ni perezoso, preguntó; "¿Admite usted haber pronunciado las expresiones "jar", "condemor" o "fistro"?

La segunda temporada fue aliñada por más morbo por parte de Navarro, con el tema Alcàsser como eje principal. Ahí dio pábulo a Fernando García, que insultó a la Guardia Civil por la reconstrucción del caso. Además Navarro se adelantó al boom 'Impacto TV', emitiendo imágenes morbosas grabadas por videoaficionados. Con estos ingredientes volvió a barrer al competidor de Antena 3, en este caso el ambicioso 'Efecto F', que presentó sin suerte Francis Lorenzo. El actor dejaba 'Médico de Familia' para ponerse a las órdenes de su hermano José Manuel, director general de Antena 3 bajo el mandato de Asensio.

El Pelícano


Asensio volvió a llamar a su timbre con otra oferta mareante y esta vez aceptó; 2.430 millones de pesetas por temporada. Ahí nacía 'La sonrisa del pelícano', evolución natural del Mississippi. 
Carlotti puso el grito en el cielo, se negó a pagarle las últimas veinte entregas de su anterior show y fichó a Sardá. Como admitió el propio Navarro del ex conductor de 'Juego de niños'; "Es la única persona capaz de hacerme la competencia". Y se la hizo; comenzó ganando Pepe septiembre y octubre y en noviembre ganó Sardá. Pero el share no era el principal quebradero de cabeza: el problema para Navarro fue que Asensio  había sido forzado por el Gobierno a dejar Antena 3 tras la guerra del fútbol y el pacto de Nochebuena con Polanco. Los nuevos propietarios "telefónicos" no tenían simpatía hacia Navarro, ya que su amigo y aliado Pedrojota era enemigo declarado del comunicador. La mecha había prendido...

El Caso Arny o el de la farmacéutica de Olot fueron los temas que comenzó a tratar Navarro en aquel otoño. El tema del que apenas habló fue el del escandaloso vídeo sexual de Pedro J. Ramírez, que aprovechó que el Pisuerga pasanba por Valladolid para forzar la destitución de Navarro. Y las citadas presiones surtieron efecto entre Moncloa y Telefónica: el 1 de diciembre el programa era levantado sin avisar. La notificación oficial a Navarro le llegó solo cuatro horas antes de comenzar el programa. Horas antes Ramírez ya había alardeado ante su séquito que el programa se iba a levantar de emisión.
Según las malas lenguas, Navarro iba a emitir el citado vídeo, algo que él ha negado en múltiples ocasiones. La torpe versión oficial de cadena fue que el programa "vulneraba el código deontológico de la cadena", del cual no se sabía de su existencia y nunca más se ha vuelto a saber.

Pepe responde

Antena 3 dijo en ese momento que había requerido en varias ocasiones a Navarro por los contenidos del programa, algo que éste negó; "Es absolutamente falso que el presidente de Antena 3 o el director general de la cadena me hayan tenido que recordar, en numerosas ocasiones, y ni tan siquiera en una sola, el respeto al código. Cada día, sobre la mesa de los directivos estaba, a las dos o las tres de la tarde, la escaleta con los contenidos del programa. Nunca se hizo ni un solo programa cuyos contenidos no conociesen los directivos de la cadena".

La negociación que no acaba

Antena 3 le debía a Navarro 1.770 millones de pesetas, por los programas no producidos y no emitidos. Y aunque cadena y comunicador llegaron a un acuerdo de pacto a 1.000, finalmente los directivos "telefónicos" se echaron atrás y "solo" le ofrecieron 400 ante el enfado y negativa del comunicador. Navarro llevó a la cadena a los tribunales, pero el pleito no llegó al río por pacto entre ambas partes. El acuerdo al que llegaron fue el de poner en marcha un producto ambicioso e interactivo para Vía Digital; 'La Vía Navarro'. Este show diario en el prime-time del canal premium Gran Vía se llegó a emitir desde Kosovo, pero apenas duró una temporada.

Amago de retorno

En julio del 2000 Antena 3 presentaba en rueda de prensa su nuevo fichaje; Pepe Navarro, que se volvía a poner al frente de un show nocturno para frenar las ya rotundas 'Crónicas Marcianas' de Sardá. Pero apenas un mes después, la cadena reculó y acabó poniendo en marcha 'La Central', que que apenas duró tres semanas en antena con Jesús Vázquez al frente.

Navarro volvió a amenazar con demanda y la cadena volvió a pactar con él; en vez de indemnizarlo, la cadena aprobaba una sitcom escrita, dirigida, producida y guionizada por el propio Pepe; 'Papá', que estaba en mente del periodista desde su etapa en Telecinco. A Antena 3 no le importaba lo más mínimo la serie, por lo que demostró, ya que apenas la promocionó y la estrenó a las once y cuarto de la noche, siendo retirada tras apenas tres capítulos. Así acababa la tormentosa relación de Antena 3 y Navarro tras cuatro años.

Vueltas efímeras

En 2002 Mercedes Milá no aguanta las críticas que se ceban con ella por 'Gran Hermano' y pone en marcha 'Queremos saber' en Antena 3.Pepe Navarro fue el sorprendente elegido para sustituirla y se armó la marimorena, ya que el reality protagonizó su versión más escandalosa con guerra incluida con Marte por las parodias de Carlos Latre. Después de eso nunca más fue llamado de Telecinco.

Donde sí le volvieron a llamar fue en TVE. Ocurrió en 2005, en la nueva administración ZP. Tras el patinazo de Wyoming y su "azotea", Navarro fue el elegido por Pablo Carrasco para revitalizar esa franja, que ya no contaba con Sardá como rival, pero sí con Buenafuente en Antena 3 y Eva Hache en Cuatro. Ruffus & Navarro arrancó líder con homenaje al Mississippi, pero fue cayendo poco a poco hasta ser cancelado tras un mes de emisión. Solo se emitieron 18 de los 39 programas firmados, a 130.000 euros por capítulo, porque el decepcionante 13% de share le condenó.

Su estreno estuvo rodeado de polémica, ya que UGT se anticipó a su estreno denunciando su "amarillismo"y CCOO denunció que solo el decorado le había costado al ente 250.000 euros.
Navarro, como ha reconocido luego, se equivocó en el equipo del programa. Detrás de las cámaras se produjo una ola de destituciones y dimisiones, que no ayudaron al funcionamiento del programa. Trabajadores del ente público denunciaron el comportamiento de la hermana de Pepe (codirectora de CEDIPE, la productora propiedad de Navarro), los caprichos del showman y el volcánico carácter del cordobés.

En los últimos años desapareció de la tierra, escribió en La Razón, fundó una pequeña editorial para escritores noveles, lanzó una web recordando sus viejos programas y vivió de las rentas. Además sufrió un linchamiento por parte de las cadenas privadas, con sus líos amorosos, sexuales y paternales. Telecinco fue condenada por ello a abonarle 250.000 euros. Seguramente Navarro pidió el respeto que él nunca tuvo. Ahora recuerda con amargura sus años dorados, entre los recuerdos, el olvido y una jugosa fortuna. Merecida renta para un señor que se atrevió a echarle un pulso a la corrección política. ¿Lo perdió?





Comentarios

  1. Un artículo cojonudo Mosca, como siempre que te empeñas en escribir bien y no en poner chorradas de salvame

    ResponderEliminar

Publicar un comentario