Luis Gutiérrez estalla contra TVE por su despido a última hora tras 21 años en la casa-"me siento dolido y engañado"- y Mariló se cree lo más





Así cuenta El Mundo con palabras del médico Luis Gutiérrez el despido de este;
Se la comunicaron el miércoles 21 de agosto. El viernes 23 era su último día. "La dirección quiere cambiar de caras", fue el argumento para justificar su despido. "Es un argumento peregrino", matiza Gutiérrez a este diario. "No tiene nada que ver con mi trabajo como tal. A lo mejor me han echado por lo bien que lo hacíamos", ironiza.


En julio, Gutiérrez habló con el responsable de 'magazines' para ver si contaban con él. La respuesta fue positiva. "Por supuesto, contamos contigo". Es más, días antes de comunicarle que no cuentan con él -ni con Inés Paz, la hasta entonces copresentadora y sustituta de Mariló Montero-, reciben un 'mail' de un responsable del departamento de 'magazines' felicitándoles por su trabajo durante este verano. De hecho, estaba convocado para el sábado 24 de agosto, para el ensayo de cara a la nueva temporada.

"Las cosas tienen otro final. Las formas no son normales. Me han engañado. En julio sabían ya que no contaban conmigo. Y si han improvisado la nueva temporada en 48 horas es para hacérselo mirar".
"Para hacérselo mirar". Hasta el último día está Luis dando consejos médicos. Pero este consejo mental le puede cerrar la última utópica puerta que TVE le habría abierto; presentar un nuevo proyecto que ellos saben que van a rechazar. Lo hacen para aliviar conciencias y para que el veterano divulgador "no cante" cuando más caliente está; ahora. Su "amiga" Mariló no ha movido un dedo para que este permanezca. A este solo lo quería para que todos los días le dijese "guapa" y para firmar en conjunto unos libros de salud-tema que como casi todos Mariló no domina- y quedarse los derechos de ventas.

Esto lo que parece es la enésima estúpida decisión de Mariló, que se cree que las audiencias no acompañan por culpa de los demás-cuando ella es presentadora y subdirectora del programa-.
En la famosa entrevista promocional a Anne Igartiburu la pisó porque ella es tan ilusa que se cree mejor que la vasca, cuando esta le da mil vueltas de aquí a Lima.
Mariló no quiere que nadie le haga sombra, y por eso también-según cuenta Vanitatis- se ha cargado a Inés Paz, y cuando la casa le ha colocado a un sustituto como co-presentador-Carlos Córdoba- lo ha rebajado al nivel de tertuliano raso.

Mariló es un presentadora pésima, fallona, incapaz y florero de segunda mano enchufada que fue colocada ahí por ser mujer de quien fue. Si quieren que esta inepta cobre una pasta por hacer el mamarracho, que la lleven a presentar los sorteos de la Bonoloto o los Euromillones en La 2 donde solo tiene cinco minutos para equivocarse. Pero aguantarla cuatro horas todos los días es excesivo para nuestra salud mental. A Mariló le pasa lo que le pasa a la Tárrega o a Nieves Herrero; son tontas y alguien les ha hecho creer que son lo más. Son unas verduleras catetas y se creen las reinas del mambo.

Mariló ha vuelto en esta etapa con más sucesos y sin mesa política falta de colmillos; se estrenó con un puto 8%, a ocho puntos de los chicos de Ana Rosa, con esta de vacaciones. ¡Qué se la carguen pronto!

Comentarios