Cuatro prepara un Gran Hermano bajo la tierra y sigue apostando por Calleja pese a sus últimas malas audiencias



Anda liado Jesús Calleja estos días; prepara un viaje con su Desafío Extremo para descender dos kilómetros bajo la tierra donde estará ocho días sin ver la luz del sol. Se lleva con él veinticinco espeleólogos y seis toneladas de peso en materiales. Es bueno que la cadena mantenga la confianza en Calleja, que se ha convertido en un clásico. Pero choca este adelanto del programa tras los pésimos datos de la sexta temporada de su programa; sus últimos ocho capítulos de Desafio extremo no llegaron al 5% de media en ocho capítulos y la serie Desafio en el abismo fue retirada para emitirla este verano tras no pasar del 4% en sus siete programas. Las audiencias es verdad que muy pocas veces lo han acompañado-su media en Cuatro es un 7%- pero está bien apostar por un programa original y deportivo como este-Prisa quería hace unos años a los de Al filo de lo imposible, pero se quedaron con Calleja tras ver la imposibilidad del fichaje-.

También la cadena se ha traído desde Miami a Osmín, "el preparador de las estrellas". Este ex-militar cubano es famoso en los Estados Unidos por poner en forma a personas en solo treinta días con un método radical.

Comentarios