La derecha se rearma: Herrera, Bieito y MAR







Carlos Herrera quiere cobrarse las décadas que lleva regalándole los oídos al PP y, según cuenta El Confidencial, la nueva Canal Sur le fichará para su prime-time. En la autonómica andaluza relevará a ese personaje menor llamado Mariló, entre el ridículo, el insulto a Podemos y el fracaso de audiencia. Ajo y agua.

Pero Herrera, que quiere desconectarse de COPE, vuelve a hacer tele a pesar de su colección de chapuzas: Antena 3 quiso convertirlo en estrella con 'A fondo', patinazo antológico; la RTVE de Rajoy le puso al frente de un formato patético llamado '¿Cómo lo ves?'; y Trece emitió por poco tiempo sus relajadas entrevistas de radio.

Peor aun da en cámara Bieito Rubido, que se rodeo de sus cuates del PP para admitir en el Foro de la Nueva Comunicación que el periodismo sufre "un ego excesivo y, muchas veces, anteponemos la ideología a los hechos empíricos".

Está bien que ABC, financiador del golpe de Estado del 36, al fin lo reconozca y está bien que su director pusiera de ejemplo ayer a Netflix después de que la plataforma le haya retirado la publicidad a su periódico por publicarle cuadernillos a los fachas de Hazte Oír.

Aunque la noticia del día de ayer fue sin duda la vuelta de MAR. El origen es que Madrid tiene lo que se merece: esos dos analfabetos llamados Almeida y Ayuso, que lo mismo desparraman sobre el ecologismo que hacen el ridículo en cada acto que manchan.

Pues bien, Ayuso ha fichado como jefe de Gabinete a MAR, que en los últimos tiempos ha dado que hablar por sus machistadas contra Arrimadas, sus borracheras al volante y sus insultos a José Pablo López porque la pinza entre la cúpula de Telemadrid y la izquierda evita que el PP manipule y saquee la autonómica una vez más.

Nos reiremos con MAR, fatuo aspirante a novelista y millonario por la puerta giratoria telefónica que le preparó Aznar y por la pasta que le metió en el bolsillo una sujeta que debiera estar en la cárcel en vez de en los sueños húmedos de Casado, Esperanza Aguirre.

Este señor, MAR, no está capacitado para ocupar un puesto de estas características por tres razones: no sabe nada de comunicación, tiene un pasado antidemocrático por sus amenazas a Antonio Asensio y tiene un pasado cuasi mafioso por elaborar para Aznar en Valladolid listas negras contra los periodistas que no le reían las gracias a la Alianza Popular, joya fundada por siete ministros de Franco y heredada por Casado y otros chicos que reparten carnés de constitucionalistas y demócratas.

Trece etapas de la ascensión y caída de MAR.


1 comentario:

  1. Siempre me ha intrigado qué méritos tiene MAR para salir como comentarista en los partidos del Real Madrid en Radio Marca más allá de ser madridista. No aporta nada en absoluto más allá del chascarrillo de barra de bar y su forofismo previsible. Será que llega justo a fin de mes.

    ResponderEliminar