Tiempo de despensa televisiva










La preocupante inestabilidad del mercado publicitario ha vuelto a provocar que los principales grupos televisivos en abierto reserven sus cartas para tiempos mejores. En Mediaset la resurrección de 'GH' gracias al famoseo está maquillando la hecatombe de Cuatro y la preocupación que existe sobre 'Ya es mediodía', 'Pasapalabra', 'Deportes Cuatro' o 'Bienvenidos a mi hotel'. 'Mi casa es la tuya', 'La que se avecina', 'La verdad' e 'Idol Kids' tendrán que esperar.

Atresmedia por su parte ha armado dos potentes parrillas en su day-time, pero reserva series y talents para el primer trimestre de 2019, ya que por ahora solo ha lanzado 'Presunto culpable' y unos especiales de Jordi Évole, que por desgracia ha cambiado su colmillo político para dedicarse a la sociología, género menos traumático para el poder.

TVE sin embargo ha decidido quemar sus naves: 'MasterChef Celebrity' y 'Operación Triunfo', que han llegado con buen pie; 'Cuéntame cómo pasó', con tímido regreso pese a la cuchillada mortal de doña Herminia, y 'El Continental', nueva chapuza de José Luis Moreno 2.0, Frank Ariza.

La intención de RTVE es alcanzar las dos cifras para evitar el griterío de la caverna, que denuncia "purga" después de haber mantenido un silencio cómplice sobre la grotesca manipulación llevada a cabo por la banda de comisarios políticos escogidos desde Génova 13.

Tampoco la prensa progre demuestra más honestidad: callan ante los fichajes amarillentos de 'Corazón' y miran para otro lado con 'Aquí hay madroño', remake tomatero que ha parido Telemadrid. En la tele de pago hay que destacar el cambio en la política de ficción de Movistar +, que ha lanzado #Vamos sin demasiadas alegrías para la vista y 'Cosas de la edad', brillante continuación de 'La vida secreta de los niños'.






Comentarios