Aviso a navegantes










Primero lo intentó Público sin pruebas y ayer repitió torpeza la SER con una hipótesis sin firmar que desprendía un insoportable hedor gubernamental. Prisa defiende al ex "insensato sin escrúpulos" con munición averiada y aliñada por la amenaza de la fiscalía, rubrica clásica de Interior.

Lo que intentó Roures por su obsesión villarejil y continuaron los herederos de Polanco como demostración de fuerza al presidente son dos rugidos del poder repletos de hipocresía.

Repasemos los 5 vértices hipócritas del asunto: 

1- Moncloa.com no es Información Sensible ni OK Diario por mucho que a la SER le interese decirlo. El tiempo lo demostrará. Pero mientras tanto había necesidad de intentar invalidar sus verdades con mentiras.

El portal no es un blog de Villarejo, pero aunque los audios hubiesen salido del siniestro ex comisario nada cambia. De hecho la SER se ha hecho eco de otras cintas del rey de las cloacas e incluso ha dado exclusivas con material similar.

2- La Cadena SER salió anoche en tromba para defender su cacería con las voces de Àngels Barceló, Josep Ramoneda y Miguel Ángel Aguilar. Prisa toca a rebato y afirma que este asunto es parte de un chante de Villarejo al Estado.

La SER parece no recordar que presentaron temporada hace unos días con la promesa de apostar por la informaciónPero cuando ésta sale a la luz la desprecian porque Prisa se arroja una vez más como defensor del Estado. Los herederos de Polanco saben que es más rentable apuntalar al establishment en sus épocas de debilidad que contar la verdad. Ya lo dice la frase erróneamente atribuida a Orwell: "Una noticia es aquello que alguien no quiere que se publique. El resto son relaciones públicas".

La alternativa es que los medios se conviertan en abogados defensores del Estado por un presunto chantaje. Ojalá que abundasen los chantajistas para limpiar esta ciénaga corrupta, coronada y turnista.

3- En el Congreso abundan las contradicciones: el Gobierno repite que no se dejan amedrentar por un chantajista e intentan borrar que el PSOE condecoró a Villarejo en 2009, que el PSOE bloqueó la presencia de Villarejo en una comisión de investigación en 2016 y que el PSOE llamaba "corrupto" a Ignacio González basándose en las informaciones de Villarejo.

No se quedan atrás sus socios de Podemos: ahora hablan con desprecio de las cloacas y hace unos meses utilizaban sus turbias aguas para hacer campaña contra la corrupción que anida en la monarquía española. Ni la oposición, con el PP y Ciudadanos teatralizando un enfado por la información tras haber sostenido durante cuatro años en el Gobierno a un presidente que había cobrado mordidas en negro.

4- Atina Pablo Iglesias: "Un Gobierno con ministros dimitidos es un Gobierno fuerte". El PSOE dejó caer con buen criterio a dos ministros, pero ahora están sobrepasados por el temporal y defienden con uñas a dientes a Dolores Delgado y a Pedro Duque, que deberían ser relevados de forma inmediata. Pedro Sánchez demostraría con su destitución que el Gobierno del progreso no es lo mismo que el cleptócrata PP, pero le está faltando valor.

5- La Cadena SER dio cuenta de la información publicada por Moncloa.com hasta este miércoles, síntoma de que los audios grabados por Villarejo no le daban alergia. La emisora, respaldada por El Diario y Público, quiere defender a un Gobierno que soltando lastre tendría una defensa válida porque a diferencia del anterior no se ha dedicado a robar ni a practicar linchamientos contra sus enemigos políticos.

Pero el citado ejército mediático en vez de asumir que hay dos ministros que debieran estar en su casa se traviste de protagonista hipersensible del Watergate y explica que el periodismo de investigación no es eso, cuando en realidad sabe de primera mano que cualquier reportaje de investigación está siempre relacionado con una fuente que mana por venganza u otro tipo de intereses.

Villarejo salía mal parado este jueves por los audios de Moncloa.com, evidencia de la falta de de complicidades entre el portal y el ex comisario, pero los medios afines al Gobierno prefieren mandar un aviso a navegantes: el guión se escribe desde La Moncloa y quien ose a saltarse las reglas antidemocráticas sufrirá un asesinato civil con bulos vomitivos. ¿Demócratas? Cuando les conviene...




Comentarios