La pregunta prohibida a Javier Cárdenas










Ayer El Mundo desveló el contenido de un correo electrónico que el productor de 'Hora Punta', Xavi Collado, habría enviado al equipo del programa para comunicarles que estaban despedidos. Javier Cárdenas se empeñó en desmentir que TVE hubiese cancelado el show y hoy su bufete de abogados ha anunciado que reserva tomar medidas legales contra los medios de comunicación que difundan mentiras sobre este asunto.

Una pregunta flota en el aire: ¿por qué Javier Cárdenas no ha denunciado que el citado correo era un bulo y que alguien se lo había inventado? ¿Será que el contenido del mismo es real? A nadie se le escapa que el showman se ha convertido en más que prescindible dentro de RTVE porque los nuevos vientos que corren por Torrespaña no le son propicios.

Los agentes del cambio político en España, criticados habitualmente por el showman, han denunciado en múltiples ocasiones que señor es un demagogo que hace televisión de escasa calidad y que su renovación solo está motivada por su cercana amistad con Eladio Jareño, que tantas simpatías tiene hacía él desde que le aplaudía los monólogos antisoberanistas en los tiempos en los que se encargaba de la comunicación de Alicia Sánchez Casado, ex líder del PP catalán.

No creen que Cárdenas haya logrado que 'Hora Punta' sobreviva ni por su calidad ni por sus audiencias. Y cierto es que este programa no cumplía el estándar de una televisión pública, pero también es cierto que el showman se había convertido en diana fácil para muchos medios que callan ante los habituales sablazos en las teles públicas de personajes poderosos como Jaume Roures.

Este presentador dirigía un programa para olvidar, pero muchos de sus escándalos están motivados por la gasolina viral ideológica que algunos le proporcionaban. También es cierto que 'Hora Punta' no rompía audímetros, pero sus audiencias nunca fueron tan alarmantes como los titulares de ciertos medios.

Sería saludable que TVE prescindiese de comunicadores como este señor en esta nueva etapa, ya que Cárdenas elaboraba un gazpacho televisivo irrelevante, poco edificante y escasamente científico. Su sitio estaría en las privadas, si es que algún día se fían de él.

Aunque peor que 'Hora Punta' o los medios enemigos del showman es que existan directivos que comprometan fuertes cantidades de dinero público en proyectos que prescindibles. José Antonio Sánchez, que tanta zafiedad ha demostrado en ABC (donde cobraba sobresueldos de Génova), RTVE o Telemadrid, debería responder al igual que los miembros del Consejo de Administración que votaron a favor de su renovación con su patrimonio ante la indemnización que indirectamente le han proporcionado a Cárdenas como premio de consolación ante el final casi definitivo del conductor de 'Hora Punta' en las grandes televisiones estatales.





Comentarios