Dimisión, destitución y encarcelamiento










Resaca tras un día ajetreado en la agenda informativa. Luis Rubiales anunciaba la destitución de Julen Lopetegui tras anunciarse de forma inoportuna su fichaje por el Real Madrid. Alfredo Relaño fue uno de los más vehementes contra Florentino Pérez, porque esta operación hacía percibir "un cierto aire de traición al grupo al que ha llevado al Mundial, a su nuevo presidente, Luis Rubiales, con el que acaba de renovar, y a toda una afición que está pendiente del Mundial y que ahora ve que al líder de la causa le interesa más otra cosa y firma por el Madrid, que ha resuelto su problema a costa de trasladárselo a la Selección, que es como trasladárnoslo a todos los aficionados de este país".

Y añade: "En su derecho está Florentino de hacer lo que ha hecho. Pagará los dos millones de cláusula, una cantidad insignificante en su escala. Ya tiene entrenador, puede dormir tranquilo. Pero esto tiene un coste que se hubiera podido evitar bien eligiendo a otro o al menos atrasando el anuncio de este acuerdo hasta el final de la Copa del Mundo. Con esto, el Madrid ha hecho daño a mucha gente en este país, en el que tiene una significación que no se puede ignorar. Esa forma de ir por la vida, avasallando cualquier consideración que no sea el propio interés me resulta profundamente desagradable. Acabe esto como acabe, ha empezado muy mal". Por este artículo Relaño ha recibido los insultos clásicos de esos nacionalistas que protestan por unir fútbol y deporte.

Pedrerol sin embargo exculpaba a Florentino, ¡cómo no!, subrayaba el enfado de los jugadores por la decisión de Rubiales y cargaba contra el presidente de la RFEF: "La que ha liado Rubiales. Vaya crisis ha montado. Echa a Lopetegui a dos días de debutar en el Mundial. Qué torpeza. Echa a Lopetegui a dos días de debutar en el Mundial. Qué torpeza. Rubiales no ha hecho caso a los jugadores ni a nadie. Los futbolistas querían a Lopetegui. Querían que siguiese porque ha sido él quien les ha llevado hasta Rusia. Porque confían en Julen. Porque saben que es un profesional. Pero Rubiales ha pasado de todo. Ha pasado de la opinión de Ramos, de la opinión de Iniesta, de la de todos. Qué egoísta ha sido Rubiales".

También fue noticia el encarcelamiento inminente de Iñaki Urdangarín, que tras estafar a las instituciones públicas en nombre de los minusválidos ingresará en prisión, con la Infanta Cristina libre y coleando. Por último, Màxim Huerta, blanco fácil para la caverna, dimitía como ministro de Cultura y Deporte tras conocerse que defraudó a Hacienda como Jiménez Losantos o Carlos Herrera, que le han dado hasta en el cielo del paladar. ¡Vaya día!






Comentarios