Cinco goteras mediáticas en los círculos de poder










Nunca llueve a gusto de todos...y menos se se filtran goteras. Véase el caso de Mediaset, que es incapaz de paladear el éxito de 'Supervivientes' porque tienen complicaciones en justificar que Antena 3 haya liderado el target comercial en el prime-time de abril (el mourinhista Vasile infla el dato con los previos de los talents para escapar del minuto de oro protagonizado a diario por las ocurrencias de Motos). Tampoco agrada que 'Factor X' haya tenido un aterrizaje tan decepcionante y que 'Pasapalabra en familia' no le haya movido ni una pestaña a 'La ruleta de la suerte'.

Al menos por las mañanas sigue reinando AR, que desveló que fuentes cercanas a Cifuentes le habían dicho que era cleptómana. La ex presidenta madrileña le tuvo que enviar un WhatsApp a Jiménez Losantos para apagar tremendo fuego: "No soy cleptómana. Nunca lo he sido ni padezco ningún trastorno de este tipo y desde luego jamás he estado en tratamiento por algo así. Lo que ocurrió en el 'famoso' vídeo fue un incidente fruto de un simple despiste involuntario que se solventó sobre la marcha. Sólo eso. Algo que además puse en conocimiento de la propia policía, cuando hace unos años ya se me intentó extorsionar con esas imágenes".

Tampoco tiran cohetes en Movistar +, donde han visto como Fernando Jerez abre una guerra interna que tiene una intención: que el dinero de las series vaya a parar al bolsillo de #0, novena opción en pago en el mes de abril tras BeIN Liga, BeIN Sports, FOX, TNT, AXN, Hollywood, AMC y Calle 13, con tan solo una décima más dentro del pago que Movistar Partidazo, que con un encuentro de la Liga más descafeinada de las dos últimas décadas consigue acumular más audiencia que disparates mil veces vistos como 'Fama' (o 'La Resistencia', el mejor programa de la televisión estatal).

En RTVE por su parte el PP se resiste a prepararle el relevo a José Antonio Sánchez, hecho que sin duda ayuda a Javier Cárdenas, al que una nueva directiva sin duda se llevaría por delante. En PRISA por su parte Antonio Caño se tira por el agujero del ascensor tras Cebrián, al que le ha dedicado este panegírico cinco minutos antes de que lo echen: "No se puede en este breve espacio detallar los éxitos del periódico que Cebrián dirigió y protegió cuando ya no lo dirigía. Pero es obligatorio que todos los que trabajamos con él, aprendimos de él, mucho más quien hoy tiene la enorme responsabilidad de ocupar su puesto, hagamos un público reconocimiento de sus méritos profesionales y de su inmenso legado".

¿Y los nuevos? Mal, gracias: Gavela se dedica a apercibir y por lo tanto rematar esa maravilla llamada 'La vida moderna' y Argudo cancela 'Los 40 Trending', único espacio entre las indigestas musicales que trataba con cierto respeto a la música independiente que llena festivales (este finde toca WAM). ¿Y en Telemadrid? Mucho autobombo porque han relevado a los comisarios políticos del aguirrismo por los tiros del western, los tiros del corazón y los tiros del telecrimen nocturno. ¿Y los resultados? 3,9 Telemadrid en abril, 0,7% La Otra y 6.000 oyentes Onda Madrid, triple ridículo similar al que protagonizaron programas como 'En boca de todos' o 'El Círculo' el pasado jueves en plena caída de Cifuentes: 1,4% y 15.000 espectadores para Senovilla, y 7.000 seguidores y un 0,7% de share para Ely del Valle y Valentín Ortega.



Comentarios