Telemadrid irrumpe en el monopolizado mundo del corazón de Mediaset










En el año 2011 Antena 3 se bajó del barco de la prensa rosa al cancelar '¿Dónde estás corazón?'. Telecinco se quedó en aquel momento con un monopolio de la prensa rosa ayudado por la desinversión en este género de las cadenas autonómicas. Y este hecho redundó positivamente para las cuentas de Mediaset: 'Sálvame' dejaba de subastar por tetulianos, entrevistados o imágenes de agencia al ser el prácticamente el único programa del colorín en nuestro país.

El asunto también tuvo un efecto negativo: los parroquianos de Jorge Javier Vázquez se quedaron sin enemigos y Mediaset debía proporcionárselos. Primero nació 'Enemigos íntimos' con guerra interna y más adelante La Fábrica de la tele se sacó de la manga otro proyecto en el que los tertulianos de su buque insignia se convertían en el objeto a batir, 'Cazamariposas'.

Telecinco emite en la actualidad 'Sálvame Naranja', 'Sálvame Limón', 'El programa de Ana Rosa', 'Socialité', 'Sábado Deluxe' y 'Viva la vida', a los que hay que añadir el citado programa de Divinity. Pero Telemadrid por sorpresa ha decidido aparcar su regeneración y el servicio público para zambullirse en esta batalla.

La cadena dirigida por José Pablo López comenzó a tomar como modelos a Aragón TV o Trece (western vespertino y sucesos de medianoche). Sin embargo su modelo comienza a parecerse al de TVE, tal y como señala El Confidencial Digital, o incluso al de Telecinco.

En los últimos días la autonómica ha estrenado 'En boca de todos', que cuenta con una nómina de tertulianos en la que figuran Rosa Villacastín, Carmen Ro, Irene López Assor, Pepe del Real, Paloma Barrientos, Consuelo Font, Beatriz Cortázar, Charo Reina, o Marisa Martín Blázquez.

Y también se ha estrenado 'De todo corazón', telonero del 'Telenoticias' en el fin de semana. Sonia Ferrer se pone al frente de un programa que es una mera selección de vídeos sobre chismes frívolos, moda o Casas Reales, gazpacho con pretensiones de glamour con el que Telemadrid se vuelve a equivocar.





Comentarios