El día que 'Sálvame' se convirtió en 'Al rojo vivo'










Se esperaba un arranque de semana apacible en 'Sálvame', que estrenaba grafismo, plató y cabecera. Uno de los temas a tratar era la actuación de Chayo Mohedano en El Membrillo. No se barruntaba demasiada guerra teniendo en cuenta que la atosigada cantante se encontraba fuera de la pedanía toledana.

El teniente alcalde dependiente de la localidad de Las Herencias se prestaba a hablar ante cámara tras hacer un agradecimiento al programa y a su reportero, Kike Calleja, por la publicidad gratuita que se le hacía a su tierra.

Pero la publicidad turística no va con 'Sálvame', que destapó en directo que el yerno del teniente alcalde es el manager de Chayo, sobrinísima que facturó 3.000 euros por su aparición en la citada pedanía.

Al cago público se le agrió la mirada y cargó contra el programa mientras Jesús Manuel Ruiz tildaba a El Membrillo de "pequeño Marbella" tras haber desvelado que años anteriores el mismo manager fue agraciado con contratos de 3.000 euros por actuaciones de artistas que tienen 1.500 de caché.

Por lo cual el periodista de 'Sálvame' dedujo que los dos cuñados trincan 750 euros por ofrecer semejantes espectáculos a los 130 jubilados que viven en El Membrillo, epicentro de una anécdota pintoresca que demuestra que la corrupción está enraizada en la política nacional, en la local y en prácticamente toda la sociedad española. Eso sí, con la Zarzuela no se atreven...







Comentarios