Los 4 errores que han hundido Cuatro










Cuatro promedia en lo que llevamos de mes un gris 5,9%, o lo que es lo mismo, medio punto menos que el mes anterior y 3,2 puntos por debajo de su rival directo, La Sexta. Este hundimiento sumado al de Telecinco ha provocado que Atresmedia encare la recta final de mes con 1,7 puntos de ventaja respecto a Mediaset pese a contar con un canal menos. Repasemos los 4 motivos por los que ha caído Cuatro:

1- La desconexión informativa

Prisa lanzó Cuatro en noviembre de 2005 con sus informativos como bandera. El grupo editor de El País demostró sus intenciones televisivas al sumar a su equipo a Iñaki Gabilondo, hasta entonces estrella de la Cadena SER. Pero en Mediaset decidieron en 2010 que la fusión empresarial conllevaba una paralela de sus redacciones de informativos, que se mimetizaron hasta el extremo en contra de la política de Atresmedia, que mantiene una personalidad diferenciada en Antena 3 y La Sexta.

El relax informativo de Cuatro se evidencia en la tarde-noche tras la cancelación de 'Crónica Cuatro' y tras la decisión de recortar a poco más de 15 minutos a 'Noticias Cuatro 2', que este martes lograba un pobre 3,8% de share y era barrido por 'La Sexta Noticias 20h.', que alcanzó un sobresaliente 11,1%.

2- Sus tardes, en caída libre

Este martes la sobremesa alcanzaba un gris 2,9% con 'Dani & Flo', con los que Mediaset está teniendo la paciencia prometida en su presentación. El programa satírico era acompañado por 'Hawai 5.0', que alcanzó un 2,4%, 2,6% y 3,8% con su triple episodio. La decisión de Vasile de ubicar a 'Ven a cenar conmigo' como telonero de 'Firts Dates' tampoco ha ayudado a mejorar la franja de la tarde-noche: 5% de share este martes.

Sobre el regreso de 'Password' nada se sabe, por lo cual el horizonte vespertino de Cuatro sigue siendo preocupante. La eterna excusa de la aparente despreocupación de Mediaset con las tardes de Cuatro es que son muy baratas, pero callan en Fuencarral con los elevados costes de su segunda cadena en las tardes del fin de semana con taquillazos del catálogo natural de Telecinco, con los que maquillan los mediocres números diarios de Cuatro.

3- La pérdida de sus señas de identidad

A Vasile no le ha temblado el pulso con las estrellas de Cuatro. Porque en las últimas temporadas han sido decapitados Jesús Cintora, con propina humillante en una nota de prensa antes de ser reciclado en fallido conductor de espacios de reportajes, Manolo Lama, Pedro García Aguado, Frank Cuesta o Risto Mejide, que está de vuelta. Pensaba el capo italiano que los programas están por encima de los presentadores, pero se equivocó: 'Deportes Cuatro' está a punto de perder en favor de 'Jugones' su eterno liderazgo de la sobremesa sin Lama, 'Las Mañanas de Cuatro' perdió su reinado tras el cambio de Cintora por un Javier Ruiz que se ve lastrado por la pérdida de trono de Ana Rosa, 'Hermano mayor' ha marcado mínimos sin Aguado, y 'Viajando con Chester' se hundió con Pepa Bueno.

Es cierto que Vasile mantiene sus mimos con las estrellas de Telecinco, pero como vemos las de Cuatro son para él secundarias. Una de sus primeras decisiones al frente de Cuatro fue no renovar 'El hormiguero' y 'Tonterías las justas', socavones en la parrilla de los que la cadena no se ha recuperado 6 años después. En la actualidad a esta difuminada Cuatro, ya sin las señas de identidad de antaño, le quedan Íker Jiménez o Jesús Cintora, cuyos números tampoco son para tirar cohetes.

4- El cajón de sastre 

Mientras Atresmedia ha mantenido con aparente independencia a La Sexta, Telecinco ha convertido a Cuatro en una "Telecinco B". Hasta este canal han ido a parar producciones fallidas de su hermano mayor: 'Me cambio de familia', 'Allá tú', 'Diario de...', 'Un tiempo nuevo' o 'Sentido común', que apenas se mantuvo una semana en antena. No hay más que ver que 2009, el último año de Prisa al frente del canal, Cuatro marcó un 8,3% de share y 8 años después va camino de marcar un 6,2% de media anual.

Este hecho se agrava con el coste de la operación para adquirir Cuatro: Mediaset desembarcó en el canal gracias a una operación que según El Confidencial rondó los 1.000 millones de euros (de los que se recuperó un tercio con la venta de las acciones del Plus a Telefónica), mientras Antena 3 se hizo con Cuatro con una operación que rondó los 250 millones de euros (100 en deudas más acciones). Es decir, que a Mediaset le costó a Cuatro en torno al triple que lo que desembolsó Atresmedia por La Sexta, que sin embargo barre a su rival directo.





Comentarios