El mal trago de Aitor Trigos por culpa de Kiko Hernández










Ha sorprendido mucho en el sector, en pleno parón de contenidos por el verano, el testimonio de Aitor Trigos en El Confi TV. El que fuera presentador de 'Las Mañanas de Cuatro' o 'Amor en la red' explicaba que había sido desahuciado tras admitir varios errores. Ayer se sentaba en 'Sálvame' para explicar su ruina y lo hizo con un aparentemente sincero testimonio, que llegó en algunos tramos a ser ejemplar por su claridad. Pero ahí estaba Kiko Hernández para subir la temperatura y preguntar por si había tenido "cenas con señores", eufemismo que en el corazón encierra la prostitución. 


Trigos no solo se quedó ahí, "no lo pensaba contar", y explicó sin cortapisas que no habían sido solo cenas: "Lo pasé mal porque vivir en una casa de ese tipo es duro. La primera vez es muy dura. Decidí vender hasta esta intimidad porque ya nadie me ofrece trabajo. Llegué a ir a tiendas de ropa de marcas muy conocidas y me dijeron que no me contrataban porque acababa de salir en la tele (...) En un primer momento me marcho de esa casa y vuelvo a Panamá, también a trabajar como booking, pero lo consideraba como una huida. Tenía muchas deudas en España, pero esconderme no me servía de nada. Regresé a esa misma casa en Madrid, donde hacía cosas para adultos y viví ahí. Hacía pasar un buen rato a señores".

Pero en 'Sálvame' seguían sedientos de morbo y su confesión todavía no era suficiente. Es por ello que Kiko Hernández señalaba que tenía el móvil repleto de testimonios que cargaban contra el presentador, mientras que María Patiño con tono amable explicaba que el modelo había tenido muy mala fama durante sus años de gloria, e incluso preguntó si su novio, forzado a aparecer en el plató, compartía a su vez su vida con un tercero. Ambos lo desmintieron, pero la encerrona ya estaba hecha.

No extrañaría que 'Sábado Deluxe' quiera enfrenar a Trigos con su ex, ya que la especialidad del universo 'Sálvame' en los últimos meses es exprimir al máximo las miserias de personajes famosos que vivieron días de gloria y por sus errores cayeron cual juguetes rotos en el olvido. Antes lo hicieron con Alonso Caparrós o Ángel Garó, incorporados en plantilla por sus shows. ¿Será el siguiente Aitor Trigos? Tiempo al tiempo.


Comentarios