El Chiringuito de Florentino












Regresó Pedrerol con la décima temporada de su noctámbulo gallinero futbolero. El comunicador catalán volvió tras su periplo veraniego por Miami a rebufo del Real Madrid, suponemos que al menos pagaría la estancia. La estrella de Atresmedia prometió que esta campaña será la mejor, destacó la forma de su equipo, temeroso de su ciclotimia, y alabó el fichaje de su por ahora única novedad, "una periodista de verdad", Sandra Díaz, voz del espectador tras la defenestración con propina de humillación de Laura Gadea. El que no estuvo es Nacho Peña, que ha cobrado su hooliganismo a las puertas del Bernabéu y su servilismo ante el Florentino fichando como tertuliano de Real Madrid TV. Ya saben: cuando la profesión no funciona es la hora de los oportunistas. Aunque sean simpáticos, como es el caso. Es una pena que la espontánea tertulia que nació en Intereconomía avalada por su legión de tuiteros se haya travestido en un debate descompensado cuya única función es vomitar la doctrina de Florentino Pérez, cuya estrategia mediática quedó con las vergüenzas por los tobillos tras un juicio a un conseguidor de la Púnica.

¿No lo vieron en 'Al rojo vivo'? Nosotros tampoco. Ni tampoco los dos periodistas que participaron en la operación: Antonio Galeano, dircom blanco tras haber dirigido los deportes de La Sexta bajo las órdenes de Ferreras, y Javi Iglesias, ex redactor del 'Punto Pelota' de Pedrerol y actual coordinador de un suplemento merengue en el OK Diario de Inda. ¿Ven como todo queda en casa? Solo falta que se enteren de que el hijo de Javier Tebas, socio de Roures (productor de Real Madrid TV y accionista de Atresmedia), hace las campañas publicitarias digitales de 'El Chiringuito'Pero el "Ser Superior" es muy grande y por eso ahora cuenta con toda la TDT a su favor, de la Teledeporte manejada por su amigo Julián Reyes a la marginal Real Madrid TV, solo apta para fanáticos y niños. También destaca su cercanía con JJ Santos, apuñalador junto al promocionado Carreño de Lama, decaído laboralmente al igual que Campillo, Diego Torres o Segurola, que se negaban a ejercer de bailarinas para el jeque. Les van mejor las cosas a Juan Ignacio Gallardo, Juanma Rodríguez o De la Morena, periodistas que nunca ponen en duda al capo y por eso éste les recompensa con entrevistas y chismes al oído.

En 'El Chiringuito de Jugones' tampoco se comentó la declaración judicial de Florentino hace unos meses, ya que la principal función de esta corrala es cargar contra la FIFA cuando ésta sanciona al Real Madrid por fichar a menores y linchar a la inepta y corrupta directiva culé por idéntica política. Hace tiempo que al pobre Pedrerol se le ve el plumero, pero ya saben, el ego le hizo volar en solitario para salir del Plus, pero ni en Punto Radio ni en La 2, ay si hablase Arús, consiguió los triunfos que seguramente merecía. Encontró acomodo en Intereconomía, dice Ariza que por indicación del mandamás de ACS. Y claro, los favores laborales hay que pagarlos para uso y disfrute de la siniestra cuadrilla compuesta Ferreras, Inda y Casals, auténticos amos del cotarro político-mediático mientras solo van a la cárcel pardillos de extrema derecha y chantajistas de tercera como Miguel Bernard o Luis Pinedo, amén de algún tuitero chistoso. Al menos Inda y Casals no disimulan, pero es que Ferreras encima se atreve a disfrazarse de periodista indignado e independiente, contando siempre con el aval del silencio cómplice de Podemos. Recuerden que la formación de Iglesias no se atrevió a poner a su jefe en el tramabús, no vaya a ser que La Sexta deje de jugar con ellos en favor de Génova 13, sede de la mafia. Esa misma mafia que deja hacer al Príncipe de las tinieblas, cuyo despacho de tráfico de influencias es de lo mejorcito en charcutería porcina madrileña. Con dos cojones. Y un palo: Pedrerol, cuyos éxitos ni siquiera solventan sus frustraciones personales. Pregunten en la noche barcelonesa...



Comentarios

  1. Un artículo que refleja perfectamente lo que es Atresmedia. Desde arriba, Casals, hasta las sentinas, Pedrerol. Felicidades.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario