Así se ha escorado la tertulia de Pedrerol










Josep Pedrerol intentó en los inicios de 'Punto Pelota' diseñar una tertulia que fuese cada noche una batalla entre el Real Madrid y el Barcelona, con tertulianos simpatizantes de ambos equipos. Pero pronto el espacio cayó en cierto forofismo, escorándose hacia las posiciones cercanas al discurso de los medios oficiales del Real Madrid.

En un principio surgieron algunos tertulianos de bufada como Tomás Roncero, pero poco a poco este fanatismo se impuso incluso entre los redactores del programa, Nacho Peña y Edu Aguirre como mejores ejemplos. A esta trinchera blanca que compone Paco Buyo y componía Siro López se sumaron José Luis Sánchez, el torpe Jorge Calabres o el miope Juanma Rodríguez, fichados en la etapa de Atresmedia. Por el camino se quedaron por diversos motivos Lluis Mascaró, José Luis Carazo, Albert Luque, David Sánchez o Carles Fité, este último tertuliano ocasional en la actualidad. También dejó el programa tras portazo Cristina Cubero.

Este aluvión de bajas agudizó que 'El Chiringuito de Jugones' se haya convertido en una tertulia de forofos blancos. ¿Y entre los que defienden al conjunto blaugrana? Se mantienen Carme Barceló, Quim Domènech con una docilidad creciente hacia el discurso de su jefe, "Lobo" Carrasco, Cristóbal Soria, personaje de los barrios bajos sevillanos que ha comprendido el papel que debe interpretar en el 'Sálvame' futbolero, o "Jota" Jordi, que ha cubierto la baja del siniestro actor François Gallardo.

El espacio cuenta con algunos elementos objetivos como Álvaro Benito, Luis Villarejo, José Félix Díaz o "Petón", que contrastan con las simpáticas invenciones de "Pipi" Estrada o las menos agradables de Eduardo Inda, con las salidas de tono de personajes pasados de tuerca como Rafa Guerrero o Alfredo Duro, o con exaltados elementos como Jorge D'Alessandro, Hugo Gatti, Frédéric Hermel u Óscar Pereiro.

Sin olvidar a personajes con cierto perfil bajo para la tertulia como Manu Sainz, cuya meteórica carrera no dependió de su talento, sino de ejercer como amigo oficial de Cristiano Ronaldo, Iñaki Cano o Roberto Morales, que no suelen obedecer ante las teorías presidenciales de Pedrerol, Paco García Caridad, Rafa Almansa o José Damián González, que tras ejercer de semilíder sindical en algunos periódicos se ha pasado con armas y bagajes al enemigo, tragando lo que haya que tragar para sobrevivir como chófer, secretario y escriba de Pedrerol en infectos pasquines como La Gaceta o La Razón.





Comentarios