Sobre el despido de Anselmo Mancebo










Nievalamar, empresa que gestiona el servicio de información de la DGT a las emisoras de radio y televisiones, concluye su contrato y será relevada por una filial del Grupo Secuoya. Alicia Gutiérrez, Anselmo Mancebo, Fernando Pérez, Carlos Garcinuño, Javier Fernández de Heredia e Israel Martínez se quedan sin trabajo tras catorce años trabajando a través de su propia empresa, por lo cual aparcan su labor de realizar trescientas crónicas diarias al ser relevados por otros empleados impuestos por Secuoya, que se queda la gestión gracias a una cláusula que exigía un mínimo de facturación, situación incomprensible que repercute en favor de Raúl Berdonés, experto en ganar concursos de organismos públicos.



Comentarios

  1. Experto en ganar concursos públicos?, eso como se hace, tirando el precio el primer año y luego encareciendolo estratosfericamente con clausulas que sólo ellos puedan cumplir. O siendo empresa afín al gobierno en la que trabajan numerosos excargos del ... Ufff como huele...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario