Mauricio Casals y la curiosa amnesia de sus enemigos










El Príncipe de las tinieblas ha visto con satisfacción como Pérez Dolset declaraba en sede judicial que él no tenía nada que ver con el cobro de subvenciones irregulares del Grupo ZED. Es cierto que el empresario había dicho hace unos días todo lo contrario, pero ya saben, cuando la corrompida justicia está en frente no hay mejor práctica que tirar de amnesia y no señalar al aliado mediático favorito de Moncloa.

En nuestro país se puede decir que Miguel Bernard y Luis Pinedo son dos chantajistas y extorsionadores, pero a nadie se le ocurrirá decir que un maestro de altura en estas lides es Casals. ¿Por qué? Porque el presidente de La Razón está dentro del Sistema, siendo uno de sus miembros más insignes y siniestros. Es cierto que tras las conversaciones aireadas de la Operación Lezo su credibilidad está por los tobillos, pero como Planeta sabe sus artes, nadie le pasará factura. Al menos por el momento...



Comentarios