Gonzalo Boye dice adiós a Mongolia: historia de un éxito










Gonzalo Boye ha decidido aparcar su labor como editor de la revista satírica Mongolia tras cinco años. El abogado chileno se ha despedido de sus lectores a través de una carta, en la que se muestra orgulloso por haber creado "un espacio de resistencia en los que han sido años muy duros en materia de recortes de libertades". Asegura que ha ejercido de "pararrayos para temas legales" y que a partir de ahora se centrará en el mundo de la abogacía, campo por el cual no le sobra demasiado tiempo para ejercer su puesto en la revista mensual.

Mongolia: historia de un éxito

En 2012 varios ex trabajadores de Público lanzan un proyecto satírico inspirado en la revista chilena The Clinic. Así nacía Mongolia, la revista que se atrevió a llamar "hija de puta" en portada a la Infanta Cristina. Esta línea políticamente incorrecta complicaba la recaudación publicitaria, pero el modelo de negocio no iba por ese camino: Mongolia se nutre en alrededor del 70% en sus ventas en kioskos y el resto los logra a través de su musical, en la edición de libros y en los ingresos que proporciona su tienda online. Estos seis fundadores acumularon 50.000 euros, negándose a pedir créditos a los bancos, y regalaron seis meses de trabajo gratis al proyecto, lanzando desde sus inicios tiradas de 40.000 ejemplares mensuales.

De ellos venden alrededor de la mitad se venden y la décima parte van directamente a las casas de los aguerridos suscriptores. Todos ellos disfrutan de las viñetas, artículos de opinión y las valientes reality-news, sección donde los caciques mediáticos son destripados. The New York Times la definía así: "Mongolia destripa los mitos, las posturas y los privilegios cimentados durante la transición española de la dictadura a la democracia, entre los años 70 y los 80". Olé por ellos.





Comentarios

  1. Dorar la pildora a un secuestrador con vínculos con ETA, vaya puto asco. En serio, lo vuelvo a repetir, esta página vale mucho mas que la mierda que estais haciendo con ciertas noticias. La deriva a lo patético es increible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final la cabra SIEMPRE tira al "Mendi"

      E ya...

      Eliminar
  2. Esperemos que Gonzalo Boye no vuelva a su primitivo oficio de secuestrador.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario