Gemma Nierga rompe su silencio para explicar las razones de su despido










Gemma Nierga rompió su silencio en 'El Suplement' de Catalunya Radio, tal y como señala Radiochips: "Si notas la voz que tengo (en el corte de la despedida), pero en concreto aquí se nota que tengo una voz llena de dolor. Pero una voz fuerte que quiere decir todo lo que quiere decir, ¿no?. Yo tenía muy claro todo lo que tenía que decir. Me lo había preparado mucho. Eso no es improvisado... Y llevaba días ensayando... cómo lo diría. Y sobre todo no quería ponerme a llorar. Y lo conseguí. La verdad es que hay unas personas que dirigen la radio que son los que mandan y que no veían en el proyecto a partir de ahora. No me veían... pues porque no les gustaba cómo lo hacía, porque no les gustaba mi manera de hacer radio... Porque quizá les salía muy cara. No lo sé. No sé tampoco muy bien cuál es la verdad. Pero la verdad lógica me lleva a pensar que ellos querían hacer una radio diferente donde yo no tenía que estar".

La ex locutora de la Cadena SER admite que ha recibido varias ofertas: "Sí, bueno, muchísimas ofertas tampoco, no quiero decir que no... Es que la gente dice: "Buah, debe de ser tan increíble... Debe de estar llamándote todo el mundo... ¿Qué tienes para septiembre?" Y yo digo: "No os voy a engañar", es que me parecería una fantasmada decir: "muchísimas". Algunas, sí. Generosas, interesantes... Profesionalmente jamás me hubiera imaginado según que cosas que evidentemente no diré porque es feo decir "He dicho no a...". No... Pero... He recibido y he conocido personas estos días que he descubierto que me abrían sus puertas. Y eso ha sido muy emocionante, porque yo durante años, cuando me hacían alguna oferta, ni tan siquiera iba a esas reuniones a hablar de eso, porque yo estaba en la SER y quería seguir en la SER. Y entonces ahora es un placer poder decir «tomamos un café cuando quieras». Eso no decía nunca. Y ahora he tomado cafés con gente que me ha dicho «Ven si quieres.» De momento he dicho que no... Es que mi psiquiatra me ha dicho que tengo que decir que no. Pero tengo que empezar a decir que sí a alguna cosa. Porque yo quiero trabajar. No quiero dejar de trabajar. Yo no soy de años sabáticos, ni soy de "Ay, qué bien, ahora me encontraré a mí misma...".


Comentarios