Canal Sur: caspa y pandereta










En 2007 la BBC dejó de emitir 'Benny Hill' por la imagen casposa que proyectaba a nivel internacional. Años después TVE no tuvo arrestos para echar a patadas a 'Cine de barrio' del Canal Internacional, por lo cual el público sudamericano puede seguir horrorizándose con los guiños machistas de Martínez Soria, Mariano Ozores y compañía. "Buenas tetas, digo buenas tardes" es uno de los chistes top del ranciofacts público. En Canal Sur son ajenos por ahora a la imagen de caspa y pandereta que proyecta Andalucía por su culpa. Y es que esta cadena sigue apostando por los jubilados ligando a la hora de la siesta, con Juan Y Medio como Cupido, por el folclore de María del Monte en 'Yo soy del sur', por la manipulación informativa "susanista", por la telelimosna lacrimógena de Toñi Moreno, y por afianzar los desagradables tópicos que se cuelgan cual "sambenitos" a los andaluces por las españas.

Es evidente que Canal Sur debe potenciar la idiosincrasia y la cultura andaluzas. Pero debe dejar de mostrar la incultura y la caricatura de la Andalucía profunda de señoritos y paletos. En esta cadena solo faltan Los Morancos, hoy refugiados en el teatro. Porque el menú es indigesto: toros, copla, sevillanas, ligoteo, fiestas, jaranas, conexiones fallidas y otra de gambas. ¿Por qué Jesús Quintero no tiene hueco en esta casa desde hace años? ¿Por qué no se apuesta por la información con rigor y por los debates plurales? ¿Por qué no hay espacios de cultura en horarios dignos? Porque Canal Sur es también la televisión de 'Ratones Coloraos' o de 'La respuesta está en la historia', solo que la Junta de Andalucía ha preferido relegarla a ser una tele cañí donde reina el amiguismo, la manipulación y la caspa.



Comentarios

  1. Todo sea dicho que en Andalucía este tipo de televisión gusta y mucho. Es algo que no se explica, pero gusta.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario