Adrián Madrid y Óscar Cornejo se consolidan como reyes de Mediaset










Se avecina cierre de temporada televisiva, en este caso retrasada por la decisión de Mediaset de cubrir el primer tramo de verano con 'Supervivientes', y un año más La Fábrica de la tele aparece como la factoría televisiva con más horas producidas a nivel nacional. Adrián Madrid y Óscar Cornejo han sobrevivido a su gripe invernal, esa que obligó a 'Sálvame' a organizar la 'Snow Week', y 'Sálvame' vuelve a demostrar fuerza gracias al efecto 'Supervivientes'. También le ha sentado mejor que bien al 'Deluxe' su paso a los sábados, donde últimamente está disparando audiencias gracias a volver al corazón y aparcar los temas políticos y sociales, que serán cubiertos este verano por el nuevo 'Moros y Cristianos', que conducirá Jordi González.

La misma productora ha consolidado el universo 'Cazamariposas', que ocupa más de doce horas semanales en Divinity y Telecinco con sus diferentes nombres. Y en la recámara aguarda el 'Chester', a la espera de regresar a Cuatro el próximo otoño. Los que no volverán este verano son 'Hable con ellas' y 'Las Campos', productos desgastados que en principio no tendrán continuidad. En contraposición con La Fábrica de la tele aparece Producciones Mandarina, que intenta oxigenar a 'Dani y Flo' como penúltimo bote salvavidas de la productora, siempre con permiso de la sitcom 'Ella es tu padre'. Menos confianza de Vasile goza José Luis Moreno, intentando colar grandes producciones internacionales de cartón piedra, aunque ahora el pájaro de la tele lo tendrá más complicado tras el próximo relevo de José Antonio Sánchez en RTVE y tras advertir que Mediaset no le encargará más galas navideñas. Sus sobrinos cruzan los dedos tras años preparando proyectos alternativos a 'La que se avecina'. En este caso parece que podrían tener suerte con un show de sketches diarios para Cuatro.

Y los que ni siquiera esperan nada ya de Vasile son Jaume Roures, que en la última década apenas ha podido trabajar en algunos espacios menores para Mediaset. O Diagonal TV, entregada a Antena 3 y TVE conscientes de que Telecinco no compra sus series. Y Secuoya, que también trabaja para las mismas cadenas mientras Don Paolo no les coge el teléfono. Ya saben que piensa Vasile: ni un duro ni a competidores ni a "productores políticos", véase Roures y Berdonés.

Comentarios