'Torres en la cocina' y la situación de la gastronomía en televisión










El pasado viernes el espacio de TVE 'Torres en la cocina' cumplió 400 emisiones en antena con varios bloggers gastronómicos invitados al especial. No nos extraña esta invitación porque quizás algún influencer despistado pique y diga algo positivo sobre este programa anodino, aburrido e irrelevante. Los hermanos Torres han demostrado en sus dos años de recetas diarias una falta de carisma que convierte la franja del mediodía de la cadena pública en un lastre que naufraga con audiencias en torno al 6% de share.

Este dúo ya contó con anterioridad con otro show en La 1, 'Cocina2', en la que tampoco se preveía que estos hermanos los quería la cámara. Pero aun así en TVE están encantados con ellos y más aun en Lavinia, productora fundada por varios políticos socialistas que sigue facturando en la Corporación Pública, eso sí, a menor ritmo que Jaume Roures, encantado mientras vende derechos deportivos y prepara la serie 'Estoy vivo' al mismo tiempo que 'Público' denuncia la evidente manipulación de RTVE por parte del PP.

'Torres en la cocina' no remonta mientras otros espacios gastronómicos como 'Top Chef' podrían ser cancelados tras sus discretos registros. Mejor le van las cosas a 'MasterChef', 'Pesadilla en la cocina' o 'El Xef', que aun así cayó dos puntos respecto a su primera tanda. También le va bien a Arguiñano, que con 6.500 recetas televisivas a sus espaldas ha abierto las puertas de Bainet al programa 'Fora de sèrie' de TV3 para explicar la visión sobre su vida y su mostrar su mirada hacia la industria televisiva, pese que algunos medios se empeñaron en politizar la excelente entrevista de Glòria Serra. El que no regresa por ahora a televisión es el gran David de Jorge, cuyas recetas de 'Robín Food' sobreviven en la red gracias a varios patrocinadores, pero sí ha encontrado su hueco 'El Comidista', que salta desde las páginas de El País a La Sexta. 


Comentarios