Comando actualidad olvida la crisis y se centra en los productos VIP de las cenas navideñas











Turrón, gambas o cordero: ‘Comando actualidad’ hará un repaso a ‘Los imprescindibles’ de la mesa en Navidad
Miércoles 14 de diciembre a las 22:50 en La 1

Los hay que duplican el precio, que dan trabajo a destajo, y que gracias sus ventas pueden salvar la facturación del año. La Navidad no sería lo mismo sin ellos: el cordero, las gambas, el turrón, el chocolate o las tradicionales cestas son los pilares sobre los que se sustenta la gastronomía de las fiestas navideñas y los cimientos en los que se asienta la economía de muchas familias durante los dos últimos meses del año. ¿Qué hay detrás de los productos que no faltan en la mesa por Navidad?

Es noche cerrada. El reloj marca las dos y media de la mañana. Javier, Luis y Manuel salen a la mar. Estarán 16 horas navegando, van en busca de gamba blanca, uno de los tesoros más preciados para quienes viven del mar en Huelva. Un manjar que llegará a las mesas en Navidad y que comienza a pescarse en noviembre porque aguanta un mes y medio congelado. La escasez de marisco en el Golfo de Cádiz puede duplicar el precio de este crustáceo hasta ponerse en los 120 euros por kilo en el mercado. Si se da bien, Javier y sus tripulantes conseguirán entre 50 y 60 kilos de gamba blanca. Llevan 20 años en el oficio y de ella depende la mitad de sus ingresos.

En la mitad de las casas se come cordero por Navidad. Lo que no sabíamos es que uno de cada cuatro lechales se cría en Zamora, y es muy posible que haya nacido en la finca de Pilar y su familia. Llevan 61 años en el negocio, despachan 450.000 cabezas de lechal al año. Mario y Enrique están al frente de la industria. Exportan a 30 países y facturan 30 millones de euros al año. En la sala de despiece cien trabajadores suben y bajan cuchillos, dan cortes certeros para hacer chuletas, brochetas y, por supuesto, paletillas. El horneado navideño sube los datos del consumo de cordero. Cada español ingiere apenas kilo y medio de cordero al año, frente a los casis seis kilos de vacuno anuales que acaban en la cazuela.

Agramunt es la aldea del turrón y el lugar en el que se mantiene en pie la fábrica de chocolate a la piedra más antigua de Europa. Ángel está al mando de una empresa que nació en esta localidad catalana en 1775 y que da empleo a gran parte de sus cinco mil vecinos. Descendiente de turroneros, ha unido la tradición chocolatera a la artesanía del turrón. En la actualidad fabrica 400 turrones diferentes. Los hay hasta de mojito. En Navidad duplica la plantilla porque el 60% de sus ventas se hacen antes de que acabe el año. Marisol lleva cerca de 40 años envasando la torta de turrón de almendra. A su vera las marmitas bullen, los frutos secos se tuestan a la lumbre, el chocolate espesa, burbujea el azúcar, explota como un volcán la miel y se expanden ríos de clara de huevo.

A Bea las cestas de Navidad la han sacado del paro. Rellenando cajas de vino, de chorizo, de latas de conserva, de dulces y turrón va a ganar mil euros durante los próximos tres meses. Es una de las sesenta empleadas que contrata Vicente por Navidad. El resto del año sólo trabajan seis en una de las empresas españolas que más cestas navideñas reparte.



Comentarios