De vuelta a los noventa: Cárdenas lanza una sopa de tiburón insípida








Javier Cárdenas tenía ganas de televisión. El polémico locutor, que ha hilvanado una efectiva carrera radiofónica en la última década, no tenía un proyecto entre manos desde que en 2008 cerró Localia TV, donde puso en pie El octavo mandamiento.

Desde entonces su currículum televisivo como autor se quedó en blanco, participando desde entonces efímeramente en la caja tonta como copresentador de Tal Cual en Antena 3, como reportero de Con Arús Tan agustito en La 1 y como jurado en un talent veraniego que se emitió dentro de Cazamariposas.

Pero si Cárdenas tenía bloqueadas las puertas de Atresmedia, por su guerra pública con Carmen Ferreiro, el ex colaborador de Al ataque, La Parodia Nacional o Crónicas Marcianas se tenía que buscar los proyectos fuera de su lugar habitual de trabajo y lo ha conseguido.

Anoche Hora Punta, que así se llama el nuevo show diario de Cárdenas. arrancó prometiendo "historias sorprendentes". Pero el menú que ofreció anoche el nuevo competidor de Motos, Wyoming y Sobera fue escaso e insípido.

Y es que el polémico locutor ofreció una escasa mercancía mil veces vista por todos: un vídeo de una amiga del presentador buceando entre tiburones sin protección, un vídeo del Youtube de un francés que incomodaba a los hombres tocándoles la mano en un centro comercial (reeditado por uno de sus colaboradores), un ránking con los famosos peor operados y una entrevista promocional a Verónica Romero y Álex Casademunt, que este próximo domingo estrenan el reencuentro de Operación Triunfo, producido también como Hora Punta por Gestmusic.

El presentador sabe que en La 1 de TVE tiene que huir de la polémica con la que se ha ganado una parroquia fiel en la radio, pero por lo visto en el estreno poco o nada tiene que ofertar. Si Hora Punta fracasa Cárdenas tiene varias razones con las que excusarse: el programa contaba con poco presupuesto y estaba programado en una franja imposible contra tres formatos asentados.

Cierto es, pero al igual lo es que durante todo este tiempo Cárdenas no ha hecho los deberes y se ha presentado ante los espectadores semidesnudo en cuanto a contenidos. Seguramente su idea era emular a Arucitys con multitud de colaboradores y un formato muy ágil, pero Hora Punta no llega a la altura del magazine de 8 TV y Cárdenas no es Arús. Se esperaba más y mejor.

Y es que la sequía de contenidos que sufre la televisión la ha hecho volver a los noventa, tal y como hizo la semana pasada Juan Y Medio en Antena 3. En Twitter alguien señalaba que hacían falta subtítulos para entender a Cárdenas, pero más que un logopeda necesita un graduado escolar para dejar de ser un torpe pupilo de Jiménez Losantos y dejar de lanzar soflamas demagógicas como la que anoche le dedicó a los que toman sopa de tiburón. Cuñadismo se llama.

Leer más: Los siete secretos mejor guardados de Javier Cárdenas

Comentarios

  1. Quizás afecte el hecho de que por la radio su arrogancia no es tan evidente como en pantalla, porque es muy poco agradable ver lo encantado que está de conocerse. Lo de su hermana es fuerte, pero lo suyo no sabemos ni como describirlo ya...

    ResponderEliminar
  2. un pajaro que ha echo carrera riendose de los demas como hacia en cronicas

    ResponderEliminar
  3. Ya OS dije que arcytis no vale una mierda y que deberíais ver la ruleta de la suerte. Me estas cabreando Mosca, deja a Ferrerías en paz. Es vergonzoso que no hayas echo ni un post sobre la Ruleta de la Suerte. Ponte a ello ahora mismo. LIBERA A FERRERAS! NO SOY ANA PASTOR

    ResponderEliminar

Publicar un comentario