Las siete claves ocultas del culebrón del verano: Olvido Hormigos y Lecquio









Si hace unos años Pasión de Gavilanes paralizó el país, inaugurando una vertiente de postureo latino que enamoró a miles de españolas, ahora es el supuesto affaire de Hormigos y Lecquio , en camerinos y cama matrimonial, el que está centrando el verano televisivo. Analizamos aquí y ahora las siete claves ocultas del morboso culebrón:

1- Toño Sanchís

Hace seis meses todos lo daban por muerto, pero el padre intelectual de la mercancía por capítulos entre la ex concejala de Los Yébenes y el supuesto Conde italiano se ha repuesto con fuerza, desplazando a la que fue su representada durante casi una década a un segundo plano.

Ya decimos que Sanchís, acusado durante meses de haber desfalcado a su estrella, se quedó sin parte del catálogo de famosas que ofrecía, guardó silencio, Telecinco compensó los adioses prestándose humillándole por miles de euros como freak estrella de Levántate All Stars, donde fue repudiado hasta en las promociones del programa, y ahora ha vuelto con fuerza resurgiendo de sus cenizas con Hormigos, archienemiga de su íntima y estrella indudable del verano 2016.

2- Belén Esteban

En los últimos días La Princesa del pueblo se ha visto destronada tras dos décadas de reinado del mundo del corazón. Por eso parece querer llamar la atención deslizando que se va a casar, tema que no parecerle haber interesado ni a las portadas rosas más humildes, y por eso la cúpula de su programa le ha puesto en bandeja una nueva sección en el programa para purgar la conciencia de acaparar sus contenidos con dos de sus enemigos televisivos.

Es cierto que su depuración personal y su creciente tranquilidad íntima son contraproducentes para su carrera. El primer síntoma de su palpable decadencia se produjo cuando Belén, que tantas noches de gloria había ofrecido a Telecinco con sus "belenazos", fue incapaz de llegar al 20% de share al responder a las preguntas sobre el supuesto robo de Sanchís.

Tan mal fue el asunto que la dirección del Deluxe cortó la entrevista, argumentando que el farragoso gazpacho de facturas imposibilitaba hacer atractiva la misma, pero aquella noche quedó patente que Belén cojeaba sin gritos contra la Campanario o contra el Defensor del menor. En este caso no eran sentimientos lo que vendía sino facturas supuestamente impagadas, algo que aburrió sonoramente a su público, que ya se había empachado durante semanas con medias verdades con la excusa de "mis abogados  me dicen".

3- Olvido Hormigos

Parecía que aquel personaje menor, rebotado por una canallada en forma de vídeo, iba a desarrollar una efímera vida televisiva. Pero la concejala aguantó, se tragó el desplante de Toño, que hace apenas año y medio la dejó de lado por rentabilidad, y ahora dispara las audiencias con sus sabanas aireadas.
Es cierto que la atractiva Olvido en solitario no parecía tener mucho interés.

Ni siquiera cuando Sálvame vendió que en el Deluxe la concejala iba a desvelar un romance añejo con colaborador casado pareció interesarle al personal. Pero salió el gordo por supuesto desliz de María Patiño: Lecquio, y el puzzle encajó a la perfección.

4- Lecquio

El playboy que se encamaba con Mar Flores o enseñaba el ciruelo en el yate hace dos décadas se serenó. Y es que Lecquio se aburrió de la fama a gran escala para dar dos pasos voluntarios atrás y nutrir una segunda división del mundo rosa. Esta transición le llevó hasta ejercer de comentarista de El programa de Ana Rosa, donde se le veía cómodo mientras lanzaba dardos entre machistas y clasistas sobre el reality-show de turno.

Su primera reacción fue la de minusvalorar el asunto: "estoy jugando al golf en Irlanda". Me la pela, le faltó añadir. Pero el italiano regresó a España, vio las caras de sus suegros y se asustó porque vio que Telecinco había visto sangre en su cuello y el colmillo veraniego estaba tan punzante que ni los desagradables capotes de Ana Rosa contra Hormigos le iban a salvar de escarnio público.

5- María Palacios

Ella, siempre discreta hasta que rebuznó en el ¡Hola! por obligación moral, salpimenta de morbo el asunto. Y es que la vemos tan embarazada y elegante que el morbo lo dispara el solo hecho de imaginar a su marido, ex  rey del mambo nocturno que ahora ejerce en clase VIP, con una señora casada que ha acaparado portadas de segunda entre coches y braguetas .

6- Telecinco

Se acabó la Eurocopa y Telecinco, anémica de contenidos en los últimos veranos donde ya no hay presupuesto ni para realities de tercera, se motivó con la historia. Tanto que día y noche, noche y día, ofrece datos desconocidos sobre el tema tan irrelevantes para la historia como interesantes para el poblacho. La duda es si pondrán entre la espada y la pared a Lecquio para romper audímetros.

Está claro que dirá que no se presta, pero Telecinco ya sabe que El programa del verano y Sálvame vivirán durante el periodo estival de sus intervenciones sobre el tema o sobre lo que toque, y de Olvido, que acaba de fichar por el "juego de tronos" español: Mujeres y hombres y viceversa.

7- Sálvame

Había que apartar con elegancia a Belén para darle el foco al tándem Hormigos-Sanchís y lo hicieron. Ya saben: para hacer televisión hay que extirparse los escrúpulos. La cúpula, que saca pecho sobre su humanidad por lo que hicieron por Belén en el pasado, ahora se olvidan de ella cual juguete roto y colocan en su puesto a Sanchís, que se forra sin tener que pasar por el trago de explicar cómo llevaba los números de su antigua gallina de los huevos de oro.



Comentarios

  1. Seguro que detrás de todo este tema está Florentino Pérez. Raro es que la mosca antimadridista no haya sacado ya alguna de sus teorías conspiratorias sobre Florentino respecto a este asunto.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario