Kiko Hernández prepara un recibimiento a Carlos Lozano a base de palos







Esta semana Carlos Lozano acudió al plató de Sálvame para cortar el lazo inaugural de la Sálvame Fashion Week que se está celebrando esta semana. Pero el nuevo presentador de Granjero busca esposa, que regresa este viernes a Cuatro, salió trasquilado porque Kiko Hernández admitió en directo que había desvelado una supuesta infidelidad de su novia Miriam porque se lo dijo Mónica Hoyos, madre de su hija Luna.

Pero esta no es la única guerra que mantiene abierta Hernández, que también desveló hace unos días que Toño Sanchís se habría ofrecido a una joyería para ser imagen de una campaña al enterarse que Kiko había firmado por la marca. Hernández, encantado ahora porque se ha sabido que Belén Esteban pide 600.000 euros a su ex mánager, tendrá que cerrar algunas de estas guerras. Y es que tras ser condenado por apropiación indebida, el colaborador estrella deberá tener cuidado con lo que cuenta si no quiere volver a arrodillarse ante nadie en público, tal y como hizo hace unas semanas con Ortega Cano al que había llamado "asesino".




Comentarios