El duopolio sigue inmune ante la llegada de las precarias nuevas TDT







Telecinco cerró abril cosechando su vigésima victoria consecutiva sobre Antena 3, modelo agotado y cuyos fracasos (Top Dance) o bajones en el prime-time (Vis a vis o Allí abajo) no ha maquillado ni los ocho millones de futboleros que siguen la Champions League.

Es cierto que la cadena de Vasile, reforzada en las últimas semanas por Bertín, La que se avecina y Supervivientes, ya no lidera en cuanto a rentabilidad, en parte por la controvertida imagen que la lastra comercialmente. Y Cuatro tampoco está para tirar cohetes, pese a que la audiencia ha acogido de buen grado a First Dates. Pero La Sexta, con la actulidad como bandera, sigue superándoles mes a mes, acercándose cada día más a La 1, donde patina El Caso, donde se despidió gris Mota y donde se echa de menos a Bertín por mucho que hayan recuperado MasterChef.

Pero el duopolio sigue cosechando fortunas en beneficios, inmunes ante la llegada de las inofensivas TDT; DKiss, TEN, Real Madrid TV o Gol TV; que no comprometerán a las grandes. En parte porque con sus parcos presupuestos, en torno a veinte millones de euros, tendrán poca producción propia que ofertar.

Comentarios