Calleja, Íker Jiménez y Martina Klein; el espejismo con el que se tapa la cutrez de las nuevas TDT







Mediaset lanzó el pasado jueves Be Mad TV, nuevo canal con unos contenidos similares a los de una de las fallidas etapas de Energy. Paolo Vasile ha decidido utilizar su último juguete como contenedor de factuals, interrumpidos por efímeras piezas presentadas por Íker Jiménez o Jesús Calleja, que no presentarán nuevos programas en el canal.

Es decir, que Vasile no cree en el nuevo canal, que simplemente supondrá añadir un 1% más de share para la cartera publicitaria del grupo. Eso sí, la producción propia del canal estará en mínimos, situación similar a la que vive Atreseries, canal donde lo más visto es Los hombres de Paco.

¿Y los nuevos? Nada de nada. TEN dice que ha fichado a Martina Klein, Carlos Jean, Josef Ajram, Sulaika Fernández y Najwa Nimri, pero en realidad este ramillete indie simplemente pondrá cara a algunas piezas del canal, que también se nutrirá con factuals americanos. Muy similares a los de Kiss, que en realidad acabará siendo una especie de Discovery Max femenino.

Los que parece que sí apostarán por la producción propia son Real Madrid TV, último juguete de Florentino, obsesivo hasta el extremo con los medios, y Gol TV, nueva aventura de un Jaume Roures al que le dolió el cierre de Marca TV, proyecto con el que creyó ver negocio hasta que Unidad Editorial se cansó de perder dinero.

¿Por qué no se apuesta por la producción propia en este país? Pues porque simplemente es imposible que un canal emergente sea rentable, a no ser que tenga un millonario inversor en la sombra. Y es que 13 TV, que tiró confeti el día que llega a un 2% de share, facturó millón y medio de euros en seis meses cuando tan solo emitir la señal, sin contar el peaje que han pagado hasta ahora a Unidad Editoria, sale por tres millones. Además hay que contar con la plantilla, los derechos de emisión de películas, etc. Es decir, que invertir en un nuevo canal TDT, si no lo alquilas en la sombra, como Blas Herrero, tiras con pólvora ajena, como el jeque de ACS, o lo utilizas para medrar políticamente, como los obispos, es algo parecido a invertir hoy en día en periódicos de papel. 

Comentarios