El racismo musical de los agotados y envejecidos 40 Principales







Señala Jenesaispop que el 98% de las cincuenta canciones más radiadas en nuestro país en 2015 están en manos de las multinacionales. Pero entre los cien discos más vendidos ya hay un diez por ciento de grupos que logran evitar ese silencio mediático . ¿Por qué hay un racismo musical sobre la música indie o el reggaeton? ¿Por qué se suicidan las radios musicales, tal y como analiza El Confidencial? Porque por dinero baila el perro, por mucho que el estrellado locutor de Los 40 Principales Dani Moreno se empeñe a negar lo contrario.

El indie español y los medios de comunicación

Llenan festivales, barren en número de descargas y tienen un volumen de ventas superior al de los grupos tradicionales. Pero no suenan en Los 40 Principales. Esta es una de las rarezas con la que nos encontramos a la hora de revistar la nueva ola del indie español. Extraña marginación que sufren estos grupos en los grandes medios de comunicación, a excepción de la residual Radio 3, de sus trasnochadores conciertos en La 2 y del prometedor Un lugar llamado mundo, del Plus.

Grupos como Lori Meyers, Supersubmarina, Love of lesbian o Vetusta Morla están totalmente consagrados y llegan actualmente a un público superior al de los saturados "Bosés" o "Cantos del loco". El público agradece la llegada de esta nueva generación, ya que así se ha oxigenado el irrespirable ambiente musical español, estancado durante demasiado tiempo en los ochenta.

Esta nueva generación trae música pegadiza, estribillos cercanos al tradicional pop ultracomercial-regenerando la temática-, una vulgar estética supuestamente intelectual del "gafapastismo" y una lamentable falta de compromiso político y social inauditas en cualquier "tribu" cultural indie, síntoma de los años acomodados en los que esas bandas han madurado. Aun así merecen ser vistos y oídos en directo.

La marginación brutal que sufren de las radiofórmulas españolas es por la decadencia patética en las que se mueven emisoras como Los 40 Principales, Europa FM o Cadena 100. Son reaccionarias a nuevos nombres porque viven en una degradante etapa "Spotify", donde brilla la música machista del electrolatino y los últimos estertores de gente que vive de rentas como Estopa o Melendi. Es decir, que los expertos musicales han sido sustituidos por frías encuestas, donde únicamente importan los números. Por lo que Los 40 Principales solo "pincharán" a Lori Meyers cuando ellos consideren que están totalmente consagrados, o cuando piensen que al rebaño inculto no le chirríe una canción donde no cante Shakira o Henry Méndez.

Lo único bueno que le ven estos grupos al eclipse que sufren de los grandes medios, es que sus canciones no sufren la sobreexposición brutal de la radiofórmula, que conlleva la oxidación y la saturación de la materia prima de la que viven.

Hay que decir que si estos grupos indie comenzarían a sonar en estas radios mayoritarias, sufrirían un rechazo de parte de su público más reaccionario. El fan musical no suele perdonar la fama o consagración del grupo amado. No te perdonan el éxito y no te perdonan el cambio. Quieren que hagas lo mismo durante veinte años, tratándote como a un vulgar funcionario. Hasta Los Beatles sufrieron ese talibanismo entre "los suyos", ya que los groupies pensaban que les pertenecían y que se habían vendido-palabra eternamente repetida en estos ámbitos-. Entre los "culturetas" hay una especie de rechazo a la música mayoritaria o popular, y uno de los factores de ese rechazo es que no se sienten "especiales" escuchando o descubriendo algo que todos ya conocen.

Ese talibanismo del fan lo comprobó en carne propia Supersubmarina, que decidió el pasado año estrenar videoclip en la web de Los 40, ante el rechazo de sus fieles seguidores. El grupo se defendió, pero muchos encontraron su postura hipócrita, al haberse quejado meses antes porque una canción suya sonó en Gandía Shore. Seguramente este grupo sonará dentro de un par de años todos los días en la citada emisora, porque esa emisora vive del oportunismo, y como se sabe, lo que hoy es vanguardia, mañana es popular. Eso sí, Los 40 tendrán más dificultades a la hora de capitalizar este movimiento que los que tuvieron en capitalizar "La Movida", ya que los músicos de hoy en día ni son tan tontos ni están tan "colocados" a la hora de firmar los contratos con las multinacionales.

Grupos como Supersubmarina deben buscar el difícil equilibrio del éxito cultural; intentar llegar al mayor número de personas sin renunciar ni adulterar tu sello. Por mucho talibán que se lo recrimine.



Comentarios

  1. Hablas del reggaeton!? de verdad consideras a esa mierda música!!??

    ResponderEliminar

Publicar un comentario