Los siete fracasos seguidos de Cuatro enfadan a Vasile







Mediaset pretendía esta temporada apostar por Cuatro, cadena que necesita remontar tras quedarse atrás en su particular guerra contra La Sexta, cuyo ímpetu ha barrido al segundo canal del grupo italiano. Pero en otoño la principal apuesta de ficción nacional, Rabia, acabó relegada a medianoche tras marcar cifras en torno al 3% de share, cifra en la que también se movió Un tiempo nuevo, igualmente cancelado.

También decepcionó Adán y Eva, cuya segunda temporada perdió más de un millón de espectadores y más de cinco puntos de share respecto a la primera. Los resultados del reality nudista fueron tan discretos que la tercera temporada no está a día de hoy confirmada.

También decepcionó la nueva tanda de Hermano mayor, que se hundió sin Pedro García Aguado, y por la puerta de atrás han aterrizado Soy noticia y lo nuevo de Conexión Samanta, que no han funcionado ni en las noches de los sábados ni en las de los viernes. Por no hablar de la última apuesta de Vasile, "la primera hora" de Las mañanas de Cuatro, que no ha logrado tampoco los datos esperados.



Comentarios