Sardà es despedido y encadena seis patinazos tras el final de Crónicas Marcianas







El 21 de julio de 2005 Javier Sardà cerraba por voluntad propia uno de los programas más exitosos de la televisión reciente, Crónicas Marcianas. Y en esta última década, donde el catalán se ha reciclado como tertuliano, jurado de talent, articulista y hasta novelista, ha intentado hasta en seis ocasiones volver a televisión como presentador sin conseguir éxito alguno.

El primer formato en el que confió después del late-show y su año sabático fue Dutifrí, espacio de entrevistas que permaneció en antena tan solo dos temporadas. Tras este formato de viajes, Sardà lo intentó con el formato más ambicioso de su etapa post-Crónicas, La Tribu, que no pudo derribar a DEC y fue retirado tras seis entregas, en alguna de las cuales no llegó ni al 10% de share.

Tras este patinazo presentó Infiltrados en la misma cadena, donde apenas llegó a las dos cifras, pasando posteriormente a Antena 3, cadena en la que presentó ¡Usted perdone!, que pasó sin pena ni gloria. Hace dos temporadas en la cadena municipal BTV presentó El pla Sardá, su enésimo espacio de entrevistas discreto. Y en esta temporada se zambulló en el proyecto de Pablo Motos para Discovery Max, ADN Max, que según Fórmula TV no ha sido renovado tras promediar un 1,4% de share, más de medio punto por debajo de la media de la cadena, en sus ocho entregas.



Comentarios

  1. Parecido a lo que le ha sucedido a Buenafuente...los éxitos de anataño no aseguran éxitos presentes. Anquilosados y acomodados como tantos otros que llevan mucho por estos lares. Y lo peor: endiosados.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario