La cara oculta de Rappel; de vidente del franquismo a colaborador de Raffaella Carrà







Rappel, que alardea de haberle echado las cartas a Franco, alcanzó la fama al convertirse en el futurólogo de la jet set. Aunque el boom del vidente llegó cuando fue contratado por Raffaella Carrà para colaborar en su show de TVE, cadena que lo contrataría para encargarse de su propio espacio, Dimensión Rappel.

El País aprovechó la polémica del show en una tele pública para que expertos linchasen este espacio: "Según el sociólogo Enrique Gil Calvo, este auge "es coyuntural". Para Gil Calvo se trata de un problema de contraprogramación: "A la gente inculta le han gustado siempre estas cosas, pero antes los programadores tenían más escrúpulos. La lucha por la audiencia hace que se recurra a lo que sea, algo inadmisible en una televisión pública que no tiene que hacer negocio a costa de los contribuyentes".

El mismo periódico de Prisa se divirtió con los robos que sufrió el vidente. El primero en el verano del 86: "Rappel, conocido futurólogo que asegura haber predicho las muertes en accidentes de automóvil de los hijos de Carmen Rossi y de María Jiménez, ha sido víctima de un robo en Marbella, que ha burlado sus dotes adivinatorias y le ha costado la pérdida de joyas por valor de tres millones de pesetas". En otoño de 1994 repetían artículo mordaz con otro supuesto robo: "No lo vio venir. Rappel, el popular personaje que se presenta como futurólogo, ha denunciado que a primera hora del miércoles fue víctima, junto a su secretario, José María Monzón, de un robo en su domicilio. Los ladrones, armados con un cuchillo y una pistola simulada, les maniataron y amordazaron. Bisutería y objetos esotéricos, de escaso valor económico, constituyeron la mayor parte del botín".

Años después el vidente colaboraría en Tómbola, llamaría "imbéciles" a los miembros de Muchachada Nui por una divertida parodia y participaría en La Granja de los famosos. No ganó el suficiente dinero para evitar el mal momento económico que pasa, ya que el verano pasado ABC publicó que el vidente había puesto a la venta su chalé situado en el barrio madrileño de Salamanca por cuatro millones de euros.

Comentarios