¿Quién pilotará esto? La noche en la que nadie ganó y nadie dimitió








Las grandes fuerzas políticas tienen razones para felicitarse y para consolarse por los resultados de anoche. Rajoy, el más votado ayer por los españoles, podrá intentar formar Gobierno, pero se antoja complicado que logre llegar a pactos que le aseguren la mayoría en el Congreso los cuatro próximos años.

También Sánchez está a la espera para intentar hacer lo propio, pero ayer se llevó un tortazo histórico, aunque mantuvo gracias al sur la hegemonía de la izquierda por encima de Podemos. En la formación de Iglesias, que irrumpe bien en el Congreso, ven con frustración que les hayan faltado 350.000 votos para adelantar al PSOE, pero bueno, nadie duda de que la formación morada tendrá un papel protagonista en la próxima legislatura.

El peor parado de los cuatro grandes partidos fue Ciudadanos, que al menos se consuela con no verse obligado a apoyar a Rajoy, ya que ni por esas el PP llega a la mayoría. Y es que este pacto obligado supondría la muerte inmediata de la formación naranja. Izquierda Unida por su parte no tendrá grupo propio y pasará al marginal Grupo Mixto, pero bueno, al menos Garzón salva la vida, aunque sea por el momento de la coalición progresista.

Y en un futuro cercano, ¿logrará Rajoy el apoyo de Rivera y nacionalistas? ¿Formarán un Gobierno por la izquierda PSOE, Podemos, ERC e IU? ¿Habrá un Gobierno de concentración de las fuerzas del bipartidismo? ¿O tendremos nuevas elecciones en primavera?   

Comentarios