#20D: El Partido Comunista acudirá disfrazado, sin alianzas y con Nacho Escolar como único altavoz








El Partido Comunista de España se resiste a morir, por lo cual y tras poner todas las piedras en el camino a un pacto con Podemos, no vaya a ser que se queden sin sus migajas del Sistema, acude a las generales del 20D camuflada con tres capas por encima cual croqueta; Izquierda Unida, Ahora en común y Unidad Popular, nombre registrado por el editor de Mongolia Gonzalo Boyé.

Por lo tanto, Unidad Popular es la excusa del PC para no enrolarse en Podemos, donde los viejos comunistas temen quedar diluidos. Pero el PC utiliza la estrategia del partido de Iglesias, las candidaturas de unidad popular, con un candidato del perfil de Podemos. Pero el problema es que en Unidad Popular los de Izquierda Unida tienen menos alianzas que hace cuatro años, ya que muchos de sus socios nacionalistas se han pasado a candidaturas tuteladas por Podemos.

Mediáticamente Izquierda Unida sigue huérfana, con El Diario de Nacho Escolar como mejor aliado, pero no el único, ya que el CIS les augura mejorar resultados para hundir a Podemos con el mismo descaro que el CIS utilizó a Podemos para debilitar en las pasadas europeas al PSOE.

Garzón se presenta a unas generales donde no le podrán votar los simpatizantes de Catalunya o Galicia, ya que en estos territorios IU acude en candidaturas auspiciadas por Iglesias. Tampoco lo harán los madrileños comunistas, que cuentan con lista propia. Y tampoco lo harán muchos ecologistas, ya que Equo también se ha pasado a Podemos.

La única alianza efectiva de IU parecía Zaragoza con la CHA, pero las opciones de diputado son remotas después de que los regionalistas perdiesen las primarias y después del fichaje mediático de Podemos en esta provincia. Pero ni por esas, ya que IU solo ha conseguido renovar pactos con Batzarre en Navarra, donde no tienen opciones reales, y con el residual Partido Feminista.

La opción de supervivencia del PC es que Garzón saque escaño en la capital y así negociar pacto con Podemos en 2016. Pero es complicada la operación teniendo en cuenta las fuerza de Podemos y que a Unidad Popular solo lo apoyan El Diario y dos periódicos menores, Ecorepublicano y La República, dirigido por el candidato de UP por Castellón, donde insultan sistemáticamente a Iglesias, hecho que demuestra que el eterno divorcio de la izquierda española no acabará nunca.





Comentarios