Así manipuló TVE con el caso de Petra László








Todos hemos visto la desagradable escena de la reportera húngara Petra László dando patadas a los refugiados. La señora, trabajadora hasta ayer de un canal de extrema derecha, ha sido despedida. Pero en TVE una editora afín al PP, Indira García, quiso convertir a la verdugo en víctima, tal y como desvela El Plural:

Dando la nota: convierten a la agresora en víctima
El Telediario Matinal de TVE endulzó así la vergonzosa acción de la reportera húngara, hablando de “interferir” y de un despido por “conseguir la noticia”:
Y ahí, en medio de la tensión entre la policía y los refugiados se vivió este momento. Una reportera húngara interfiere en el camino de varios inmigrantes. Un padre cae al suelo con su hijo… Conseguir la noticia le ha costado su puesto de trabajo”.
¿Cómo se pudo ofrecer así tal información? Según ha podido saber ELPLURAL.COM, la redacción de TVE preparó la noticia de una forma muy diferente, el texto original era este:

Y allí, en medio de la tensión entre la policía y los refugiados llama la atención el comportamiento de esta reportera húngara que le ha costado ya su puesto de trabajo. Mientras graba imágenes, agrede a varios de ellos. Incluso a uno le pone la zancadilla y cae al suelo con un niño… Una muestra más del drama humano que vive Europa, el mayor éxodo de personas desde la II Guerra Mundial
La mano de una editora ‘de confianza’
Entre el abismo que media entre un texto y otro se encuentra la acción de la editora del informativo matinal, Indira García, una de las integrantes de la redacción paralela creada en la televisión pública para seguir las directrices de los jefes pro-PP. De hecho Indira García llegó a TVE procedente del Canal Extremadura de José Antonio Monago, otra televisión donde el PP se ha destacado por hacer y deshacer a su antojo y ahora hay que subsanar los desbarajustes dejados.
Tras el revuelo generado en la redacción por esta ‘particular’ manera de contar las cosas los siguientes informativos de la casa, tanto el de las 8 como el de las 15 horas, han abordado la noticia como el resto de las cadenas, es decir, presentando a la reportera húngara como una agresora y no como una víctima.




Comentarios