El Sistema utiliza al decadente y dependiente papel contra Podemos





En el seno de Podemos son conscientes que el decadente pero todavía influyente papel intentará derribarlos, ya que la fragilidad del sector parece que será mantenido con oxígeno por parte del Sistema durante unos años-vía rescates y e inyección de publicidad- a cambio de tres promesas; derribar a Podemos, sostener la monarquía y no agitar el proceso catalán. El último dardo contra la formación que lidera Pablo Iglesias han sido las lecturas del gubernamental CIS, tal y como denuncia Juan Tortosa en Público, que remata así su artículo:

Resumen de todo esto: Clamor en los rotativos por un “inevitable bipartidismo“. Con ello, esta triste y penosa orquesta de papel impreso refuerza al PSOE para que crea tener un poder del que en realidad carece e intentar así escorarlo aún más hacia una derecha en cuyos caladeros los socialistas ya han pescado más de una vez.
Helo ahí, Pedro Sánchez, convertido en el niño bonito de la prensa carca, en su más apetecible objeto de deseo. No te vayas con los perroflautas, parecen decirle a voces. Vente con nosotros, que tú eres de los formales, de los nuestros, de los que votas como Bruselas quiere y no como esos niñatos amigos de Syriza, que te van a acabar buscando la ruina. Cuidado, Pedro, cuidado, que viene el lobo, que los radicales no pueden pillar cacho, Tú con nosotros, andemos nosotros calientes y ríase la gente.
Y Pedro, mientras tanto, deshojando la margarita, creyéndose el rey del mambo como aquel cuervo de la fábula que, adulado por el zorro, se puso a cantar como éste le pedía y al hacerlo perdió el trozo de queso que tenía en el pico. Lo adulan a Pedro los periódicos de papel en tromba. Todos a las órdenes del Banco de Santander y de la troika, todos con miedo a perder la línea de crédito que les permite sobrevivir, todos huyendo hacia adelante y haciendo cada día un ridículo más espantoso con sus portadas de tebeo. Todos rendidos a los pies de quienes nadie vota pero mandan sobre nuestro votos y nuestros votados.
Mucha vergüenza me dan los medios. Mucha vergüenza su falta de vergüenza, su capacidad para distorsionar la realidad y manipular los datos sin recato ni miramiento alguno. Estoy seguro que la FAPE, la APM y otras asociaciones de la prensa, tan diligentes ellas a la hora de salir a saco contra iniciativas como la web municipal de Manuela Carmena, no tardarán en tomar cartas en el asunto y en breve harán público un comunicado donde denunciarán la descarada y vergonzosa manipulación por la que han apostado a calzón quitado esos productos de papel, editados básicamente en Madrid, y a los que todavía, no sé muy bien por qué, continuamos llamando periódicos.




Comentarios