La imagen de Eduardo Inda cae por los suelos, Mediaset se intenta acercar al PP y Vincenç Navarro pone los puntos sobre las íes ante el enfado de Rahola






En infoLibre están que trinan contra El Confidencial porque el digital dirigido por Nacho Cardero ha acusado a Alicia Gutiérrez-llamada "la fea" en la información-de connivencia con Francisco Granados porque ésta le llamó para contrastar una información y sin querer le puso sobre aviso respecto a su situación judicial. Pero el jugo de la información es cómo queda retratado Eduardo Inda, intermediario de Granados en sus informaciones para torpedear a Ignacio González.

Seguimos en los digitales porque El Plural saca el hacha para denunciar las encuestas "a medida" publicadas por El País y Mediaset, que pronostican un gran resultado electoral del PP y una debacle de Podemos. ¿Tendrán algo que ver las licencias que Rajoy repartirá entre amigos en otoño?

Por último sobre Catalunya, donde Pilar Rahola ha bloqueado en Twitter a Informalia por recordar que lleva a su hija a internado VIP de 130.000 euros al año, Vincenç Navarro aporta luz desde Público respecto a la patética deriva secesionista promocionada por Mas y compañía, de la que TV3 y Catalunya Ràdio son arietes indispensables:
"Los grandes medios de comunicación de la Generalitat, TV3 y Catalunya Ràdio, y el gran número de periódicos de habla catalana en Catalunya reproducen la explicación que dan las voces hegemónicas del movimiento independentista, atribuyendo este dolor al expolio de Catalunya por parte de España. Nosotros en el PC siempre hemos enfatizado que no es España sino el Estado español, controlado primordialmente por las derechas españolas, el que está explotando y ahogando nuestra nación, y no nos sentimos representados por este Estado. Y acentuamos que el mismo Estado está oprimiendo a las clases populares de otros pueblos y naciones de España con las cuales nos sentimos hermanados.
Ahora bien, esta explicación del supuesto expolio no trata la mayor causa del dolor de las clases populares, que no se tiene que buscar en Madrid sino aquí en Catalunya. Y esto es de lo que los independentistas hegemónicos no hablan y no quieren hablar, puesto que la mayor causa de este dolor es el enorme dominio que las derechas catalanas tienen sobre la Generalitat de Catalunya y sobre los grandes medios de comunicación catalanes, dominio que tuvieron durante la dictadura, y que continúan teniendo ahora. El 80% de todo el tiempo desde el inicio del periodo democrático, Catalunya ha sido gobernada por las derechas. Esta es la realidad que se intenta esconder."




Comentarios