Los Morancos desentonan en 2015







Los sofás españoles se llenaron ayer de grasa porque la televisión comenzó a irradiar sebo en vez de emitir imágenes. Y es que la casposa TVE ha decidido entregarle la tarde a Los Morancos, que hace dos décadas entre pelucones y sal gruesa perdieron la oportunidad de relevar a los Martes y 13. Desde entonces han vivido una carrera irregular llena de chapuzas, teatros llenos de viejunas con perlas y laca, fracasos en los grandes momentos y reciclaje vividor como jurado de diversos talent-shows, ya que han sido incapaces de evolucionar desde el guión plano, la Omaíta, el chiste vulgar y el pelucón como mejor recurso humorístico.

Los Morancos por sus méritos debieran estar zambullidos en el olvido, pero en el viaje al pasado que ha emprendido la pública quedan bien en la actual TVE, que para la basura que produce podría repetir la parrilla de 1993. Al menos sería gratis. No como Jugamos en casa, que nos costará 2,5 millones de euros por 65 programas.

Para el que se perdiera el estreno les contamos cómo fue; Los Morancos en su salsa, cuatro famosos y dos concursantes anónimos, que pelean con alguna prueba calcada a Pasapalabra por una cantidad de dinero. Como el programa es patético, al menos nos quedan los cuatro chistes y chascarrillos antológicos del dúo sevillano;

"Mi hermano César lleva dos meses como donante de grasa".
"¿Tienes 42 años? Yo te echaba más bien....42".
"Haces la obra Eunuco, ¿os paga la marca de colonia?".
"Brian de Palma...de Mallorca".

Chispeantes.



Comentarios

Publicar un comentario