Las canalladas contra Pedro Zerolo alarman el día después de su muerte







El lunes nos dejó Pedro Zerolo, hombre del que representantes políticos de todos los colores han reconocido su incansable labor como activista y su lucha en pro de los derechos sociales. Desde que se conoció el deceso, los homenajes no han parado de sucederse, dejando en el anecdotario algunas excepciones desafortunadas, como la falta de sensibilidad de RNE, que no abrió el boletín informativo de la mañana con su muerte, o el de Enric Sopena, que tildó al político de "socialista y homosexual ejemplar", hecho que provocó una oleada de críticas en Twitter, con preguntas al periodista catalán como las siguientes: "¿Puedes definir "homosexual ejemplar"? Suena bastante insultante, tanto para el difunto, como para el colectivo en general".

Pero el foco sobre el tratamiento de la muerte de Zerolo se ha ceñido sobre el portal Alerta Digital, cuyo programa, La Ratonera, trató de manera desafortunada al socialista en enero del año pasado. Armando Robles, director del portal y presentador de la citada tertulia, abrió su programa así: "Pedro Zerolo ha comunicado que tiene cáncer, y hombre, no me he alegrado, pero no me va a causar ningún trauma. La suerte que corra Pedro Zerolo me la trae al pairo". El escandaloso monólogo se agravó cuando el periodista dejó entrar telefónicamente al sacerdote leonés Jesús Calvo, al que le preguntó si era coherente su actitud "con la coherencia cristiana que intento mantener".

Calvo no solo no reprobó al periodista, sino que se lanzó al ataque: "En la misma teología se dice que el pecado tiene su sanción, su castigo, y no me extrañaría que éso-el cáncer- fuera un efecto de al divina providencia que intenta ejemplarizar contra los que se ríen de la vida".

Robles, envalentonado con las palabras de su padre espiritual, contraatacó: "Yo no cambiaría la vida de mi perro por la de Zerolo". Y Calvo, siguió dándole la razón: "La afectividad nos hace acercarnos a quien se lo merece". La conversación la cerró un complacido Robles: "Me alegra que estas palabras sean refrendadas por un hombre de la autoridad moral del padre Calvo".

Por supuesto, la escandalera que se armó tras la emisión de este programa fue de aúpa, obligando a la diócesis de León a emitir un comunicado en el que señalaban que las palabras "son totalmente improcedentes en un clérigo, por lo que no pueden ser compartidas en manera alguna por nuestra diócesis". Faltaría más. Pero un mes después el obispado de León recibió 54.000 firmas recogidas por distintos colectivos sociales, que exigían la inmediata destitución de Calvo, y no movió ni un dedo sobre el tema.

Consciente del revuelo pasado, Alerta Digital abre hoy su edición con la noticia de Zerolo en portada, repasando su vida en un artículo aséptico. Es de agradecer. Pero lo sería más si el portal comenzara a censurar las barbaridades y salvajadas que se expresan en los comentarios sobre la noticia, con insultos como "Zerolo es un enfermo mental que ha fallecido", "ya va a dejar de dar por el culo", "este tío es pura escoria" y "era un desviado muy dañino". Tomen nota.



Comentarios