El diario As y su periodista estrella desbarran en una obscena campaña para salvar el cuello de Casillas







Si no hay sorpresa final, parece que Iker Casillas enfila los que pueden ser sus últimos días como portero de la plantilla del Real Madrid. Su sobresaliente carrera y su impecable comportamiento ha quedado ligeramente empañado por un final de etapa que arrancó con la guerra pública que le declaró Mourinho, que cada vez que entra en un vestuario apunta alto, y con unas irregulares actuaciones en las últimas temporadas.

Ahí comenzó su declive, y desde entonces el ambiente se ha enrarecido tanto para él que quizás sea lo mejor para su carrera dejar como un señor el club de sus amores. Un club que sin duda le deberá pagar hasta el último duro y hacerle un homenaje a su altura.

Consciente es Casillas de sus detractores, que le han enseñado la puerta del club, pero tampoco le ayudan en absoluto sus seguidores, con el diario AS a la cabeza. Y es que periódico deportivo de Prisa cuelga en su portal las mejores paradas y repetitivos artículos sobre sus números o títulos cada vez que tiene una discreta actuación. Joaquín Maroto, el enviado por Relaño para cubrir la información de la selección española, tampoco le ayuda con sus obscenos halagos tuiteros.

El sábado 6, con motivo de la final de la Champions, el periodista escribió desafortunados mensajes como éstos: "Casillas es mejor. Bufón no agarra una vaca en un cuarto de baño", añadiendo en un siniestro clima de confianza los siguiente: "Un saludito de Casillas y mío a todos los mamandurrias del dedo en el ojo". Pero la cosa no quedó ahí, y remató la noche con otro mensaje: "Me gustaría desearle a Casillas y a todos los que son como él, buena gente, muy buenas noches".

Si pensábamos que Maroto no podía caer más bajo, este jueves se superó a sí mismo con motivo del partido entre España y Costa Rica. En el descanso del amistoso escribió: "Ya estamos en el minuto 45 y no hay cambios; Keylor Navas dos goles encajados, De Gea uno y Casillas cero". La reacción tuitera fue furibunda, y es que Casillas ni siquiera había jugado, por lo que las acusaciones de "manipulación" le vienen acompañando con razón en la red social desde hace días.



Comentarios