Dragó dice que las amenazas fueron una metáfora y confiesa que no volverá con Buruaga







Con mal pie ha arrancado Ernesto Sáenz de Buruaga en su retorno a TVE, que anoche marcó un 5,7% de sharey en las próximas semanas podría ser cancelado. Y es que el tertuliano estrella  de su primer programa y el que más dio que hablar en el estreno de Así de claro, ha anunciado que no volverá. Así se lo confesó este fin de semana Fernando Sánchez Dragó a Isabel Gemio en el Te doy mi palabra de Onda Cero. Eso sí, lo hizo azuzado por la presentadora: "Me dicen en Facebook que prometiste que no volverías a televisión y ahora vuelves. La incongruencia te la han criticado, aunque ya sé que dices que te lo pidió un amigo y tal".

Dragó, acorralado, se rebeló contra su jefa: "Isabel te pido que no digas "bullipolleces"-término acuñado por él, que utiliza para criticar la nadería-. A mi ya sabes que no me interesa la política y que solo voto cuando se presenta un amigo. Ernesto me pidió acudir al primer programa y lo hice, pero te anuncio que no voy a volver. ¿Y si me contradigo, qué?".

Isabel contraatacó entre risas y veras: "Yo te vi para ver como respirabais y no entendí con el ejemplo que diste del Rey. Dije, "ahí está Dragó metiendo la mata"". El escritor, que se definió como "bicho raro", aprovechó para puntualizar su polémica la frase sobre el acoso escolar a su nieto: "Yo estaba con mi hija Ayanta y me contó el caso de acoso que sufrió mi nieto Mario, al que un compañero exigía magdalenas. Y una psicóloga le recomendó que se pusiese frente a él y le dijese, "o dejas de acosar a mi hijo o te mato". Entonces lo hizo y se acabó. Pero yo conté el tema sin entrar ni salir del tema, ¡qué nadie mate al mensajero! Por supuesto que la frase era metafórica, porque todo el mundo que conozca a mi hija sabe que es la reencarnación de San Francisco de Asís. A ella jamás la he visto gritar ni enfadarse". A buenas horas.



Comentarios